miércoles, 23 de abril de 2008

SOPA DE MISO, ALGAS Y TOFU

La sopa de miso es un acompañante clásico de cualquier comida japonesa, no solamente del sushi.
Los ingredientes varían según el gusto del cocinero, y se dice que cada familia japonesa tiene su propia especialidad. Aquí voy a explicar como se hace la clásica.

Para hacer la sopa de miso hay un ingrediente que, naturalmente, no puede faltar, y es la pasta de miso. Se suele comprar en unas bolsas de 500 gramos que dan bastante de sí. Lo que nos sobre lo podemos meter en la nevera. Se conserva varios meses sin problemas. Tenemos que tener cuidado al comprarla, ya que hay dos: la clara y la oscura. Se reconocen sin problemas. La clara tiene un color ocre claro y la oscura es marrón fuerte tirando a negro. La que nosotros necesitamos es la clara, que tiene un sabor más suave.


Otros dos ingredientes que son obligatorios es el tofu y el wakame(algas secas).

Luego se pueden añadir también cebolletas cortadas en rodajitas, cebolla, o zahahoria.

En mi receta, le vamos a echar:
Pasta de miso claro, cebolletas, tofu y kombu o wakame(alga seca)
Cortamos el wakame en trozos muy pequeños y lo echamos en agua fría. ¡Cuidado! El wakame adquirirá 9 veces el tamaño que tiene seco, así que cortar trozos minúsculos.


Cortamos las cebolletas en rodajitas y el tofu en daditos. Luego echamos las cebolletas en agua hirviendo. Las cocemos un poco. Luego bajamos el fuego al mínimo, y sin dejar que hierva le echamos la pasta de miso.

La pasta de miso se echa con ayuda de un colador, porque hay trocitos que no se disuelven en agua, y éstos los tenemos que desechar. Cuando la sopa ha adquirido un sabor aceptable(vamos probando hasta que esté a nuestro gusto), le añadimos los daditos de tofu y el wakame(al wakame lo hemos escurrido el agua previamente).


Si se quiere, se puede añadir también un chorrito de dashi(salsa de atún), para reforzar el sabor. ¡Ya está! Retiramos la sopa del fuego y la servimos en boles. La sopa se toma con palillos. Lo que podemos trincar, lo trincamos con los palillos, el resto lo bebemos directamente del bol.


Atención: La sopa de miso es altamente rica en vitaminas y minerales, además de ser muy baja en calorías. Las vitaminas vienen principalmente de las verduras y de la pasta de miso, así que es muy importante que la sopa no hierva casi nada(solamente lo justo para cocer las verduras). Una vez que hemos añadido la pasta de miso la sopa no debe hervir nunca.
¡Qué aproveche!

1 comentario:

  1. No te puedo creer hicistes una sopa de miso y no me invitastes , pucha que me da rabia, spero que esta vez el conejillo haya echo de las suyas mira que es una de mis sopitas preferidas y por cierto tu hablas d elas tradiciones milenarias, pregunto que de ti llevaba esa sopita???
    adios conejilla san -_-
    saluditos.....

    ResponderEliminar