jueves, 16 de octubre de 2008

SOLOMILLO DE TERNERA CON RAVIOLI CRUJIENTE DE PATO TRUFADO Y ACEITE DE CILANTRO.-

Os presento una receta que degusté hace ya un par de años en el Restaurante VALLDEMOSSA HOTEL, pero que me gustó tanto que se me ha quedado grabada y hoy quiero compartirla con vosotros.

Preparamos los Raviolis:
Preparamos la pasta poniendo la harina en forma de pozo; colocamos en el centro los huevos, el agua, un pellizco de sal y un chorrito de aceite de oliva; mezclamos bien los ingredientes del centro y vamos añadiendo la harina hasta conseguir una masa, que dejaremos reposar 1 hora. Pasado este tiempo, la cortamos en forma de ravioli.

Calentamos en el microondas el ‘confit’ de pato que habremos adquirido enlatado, hoy en día hay conservas estupendas. Una vez caliente deshilachamos la carne. En una ensaladera, lo mezclamos con foie-gras, perejil y cebollita picado, añadimos pimienta pero no salamos.
Rellenamos con esta mezcla los raviolis y los cerramos bien. Los ponemos en una fuente de horno honda untada con un poco de mantequilla clarificada, los metemos en el horno a 180º C durante 5 minutos, hasta que queden bien dorados.

Aceite de cilantro:

Trituramos hojas de cilantro con aceite de oliva hasta que queden bien deshechas, añadimos una pizca de pimienta.

Presentación del plato:

Pasamos el solomillo por la plancha, con un poquito de aceite de oliva, al gusto, a mi personalmente me gusta poco hecho, pero eso va con cada uno.
Los colocamos centrados en el plato, un ravioli crujiente a cada lado, en el centro una mazorquita de maíz y un pimiento asado.
Finalizamos con el aceite de cilantro alrededor del plato.
Para chuparse los dedos....

No hay comentarios:

Publicar un comentario