jueves, 15 de enero de 2009

SOPLETE DE COCINA

En el post anterior os comenté que había usado un soplete de cocina... cualquiera creería que soy una experta en el uso de estos instrumentos... lamentablemente no es así, soy novata en el tema, pero sus aplicaciones y los resultados obtenidos son verdaderamente interesantes.... espero continuar mostrando mis "hazañas"...




Si bien un soplete no es un accesorio indispensable en nuestras cocinas, tenerlo nos podría ayudar en diferentes preparaciones y quehaceres.

Existen diferentes tipos de sopletes que van desde los profesionales (que por cierto son muy pintorescos) hasta los más simples (con forma de lápiz).



Características del soplete de cocina:


Por lo general, y es recomendable que así sea, deben poseer un regulador de llama y un sistema de seguridad automático que cuando deja de quemar se autobloquea.


Un soplete se carga generalmente con gas de mechero. Tiene una autonomía de 120 minutos aproximadamente y su temperatura llega a un máximo de 1500ºC.


Usos del soplete de cocina


Sus usos son de lo más diversos. Te cuento alguno de ellos:


Su uso más común es para caramelizar azúcar: Dorar merengues. Creme Brulée, Crema Catalana.


También podemos utilizarlo para dorar carnes y gratinar... para quemar las plumas de pollo.... para dorar quesos...


Se puede usar también para desmoldar tartas, para pelar tomates o morrones, en fin, para todo lo que tu imaginación te proponga, úsalo siempre con cuidado y lejos de tus ojos, así evitarás accidentes…

Personalmente ya lo he utilizado para caramelizar un entrante con fruta... para poner a punto un foie, para tostar un queso de cabra...

No hay comentarios:

Publicar un comentario