sábado, 21 de febrero de 2009

CURCUMA

Pues eso... como os comentaba en el post anterior, celebré un estupendo cumpleaños...


Mis amigos, como siempre, me sorprendieron con multitud de regalos... aunque debido a mi reciente afición por poner en práctica, y encima publicar mis culinarios pensamientos algunos se decantaron por artículos relacionados con la ¿cocina?.

Una de mis conejillas, Lourdes, me preparó un lote de AQUA TERRAE, tienda de delicatessen...







El detalle me encantó... pero nunca había probado una de las especias que me regaló: ¿qué es la cúrcuma? ¿de donde viene? ¿en que platos podemos utilizarla? Mi faceta investigadora se ha puesto a trabajar...

Pues de entrada me he enterado que también le llaman Azafrán de la India, Raíz de Cúrcuma, Azafrán cimarrón, Azafrán de las Indias, Carmotillo, Jengibrillo, Raíz americana, Turmero, Yunquilla, Kurkuma, Rizoma de Cúrcuma, Raíz de Curcuma, Turmeric...

La cúrcuma suele ser mas conocida como un componente del curry que por ella misma. Pero estamos hablando de una de las especias con más cantidad de propiedades beneficiosas e indicaciones medicinales. Hace más de 4.000 años que se viene usando la Cúrcuma por sus características y como condimento y colorante.

La Cúrcuma es originaria de la India, China y Oriente Medio. En la actualidad, la mayoría de los países tropicales lo cultivan, pero los principales exportadores son: India, China, Sri Lanka, Filipinas.

Es de la familia de los Cingiberáceas. La Cúrcuma es el rizoma de la planta arbusto Cúrcuma longa.

Hablamos de una planta tropical, por lo que necesita calor y húmedad para crecer.






Aquí en Occidente está siendo, durante las últimas décadas, objeto de muchísimos estudios con el fin de confirmar y explicar el porqué de sus propiedades. El componente activo de la cúrcuma es la curcumina, que da además a la Cúrcuma su peculiar color amarillento.

La palabra cúrcuma que es como lo bautizamos en España viene del árabe kourkoum (azafrán), ya que ellos creían que la cúrcuma era una variedad del azafrán. Antes de la llegada de Jesucristo, la cúrcuma se empleaba para teñir las telas, como perfume, para depilar, como especia, como medicina...

Es muy recomendable para aliviar el dolor ya que tiene propiedades antiinflamatorias... (gracias Lourdes). Las personas con artritis encuentran en la Cúrcuma un buen aliado ya que calma el dolor y favorece la eliminación de toxinas.

Ideal en la lucha contra la formación de coágulos en la sangre ya que limita la agregación plaquetaria mejorando así la circulación y previniendo la arterosclerosis.

Favorece el buen funcionamiento del hígado ya que lo protege de toxinas, disminuye el colesterol, ayuda a que la bilis sea más fluida y puede colaborar, en algunos casos, en la lucha contra la hepatitis.

Puede reducir los niveles de glucosa en los diabéticos.



En cuanto a sus aplicaciones en la cocina he averiguado que está indicada para platos de pescado y huevos y con el arroz.

Su sabor es dulzón, con un toque amargo y picante. Se debe emplear en muy pequeñas cantidades, ya que sino amarga demasiado...

Es excelente para un curry indonesio de gambas, en el arroz de Madrás(India) o en el pollo con curry y también para pinchos de pescado y camarones marinados. Se usa a menudo como colorante para sustituir al azafrán.

Tendré que experimentar... necesito voluntarios...

1 comentario: