jueves, 11 de junio de 2009

Germinados de cebolla.-



El interés por comer sano aumenta día a día y todo alimento que aporte variedad a la cocina es bienvenido en la mayoría de los hogares. Los germinados, ricos en nutrientes, fáciles de digerir y con pocas calorías, son el elemento perfecto para añadir originalidad a nuestro menú diario.
Un valor que también ha descubierto la alta gastronomía y que ofrece infinidad de posibilidades a los gourmets más selectos. Como plato principal o como acompañamiento, los germinados sirven para preparar platos tan nutritivos como creativos, de forma rápida y sencilla. Sus propiedades la convierten en un alimento muy recomendable para personas con el estómago delicado, en los casos de anemia y en dietas para controlar el peso.

http://www.tugas.es/index.php?module=inicio


Los germinados de cebolla tienen el mismo sabor que la cebolla tierna... ¡pero mucho más tierna! Resulta chocante su aspecto, pues aún después de germinar, las semillas presentan el mismo color negro que tenían antes de la germinación. Sus tallos son largos y verdes, y resultan muy adecuados para añadir a las ensaladas o condimentar cualquier plato.
Los brotes de cebolla poseen altas dosis de agua, vitaminas, minerales, enzimas y elementos antioxidantes que estimulan los procesos digestivos y ayudan a regenerar la flora intestinal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario