miércoles, 12 de agosto de 2009

LAS PATATAS – HISTORIAS CURIOSAS DE LA GASTRONOMIA – LILIAN GOLIGORSKY

Supongo que habréis observado que en el menú degustación que os detallaba en el post anterior utilizaba la patata, aunque con diferentes aplicaciones, en dos de los platos. He de confesaros que soy una auténtica aficionada a tal tubérculo.




Hablando de patatas, he sucumbido a la tentación de mostraros el último libro relacionado con temas gastronómicos que ha pasado a engrosar mi biblioteca:

HISTORIAS CURIOSAS DE LA GASTRONOMIA de Lilian Goligorsky. Un ameno recorrido a lo largo de la historia de la gastronomia desde el principio de los tiempos. os lo recomiendo, es divertido e interesante...



Extraído del mismo os presento un revelador fragmento:

LAS PATATAS SATÁNICAS.-

Mala prensa tenían entre los botánicos del siglo XVI las solanáceas, que abarcan una amplísima variedad de vegetales que van desde un tubérculo como la patata hasta una fruta como el tomate.

La llegada desde América de tales parientes lejanos de la belladona, que puede ser letal, inclinó a los europeos a rechazarlos.

En el caso de la patata se sumó la apariencia poco agradable de ese tubérculo que crecía bajo tierra...

A la condición demoníaca que se atribuyó a la patata se sumó la patraña de que eran transmisoras de toda clase de enfermedades. Hacia 1640 las patatas eran consideradas una comida maldita en buena parte de Europa. Los escoceses se negaron a comerlas porque no se las mencionaba en la Biblia...

Sólo en el siglo XVIII la gastronomía europea dio su aprobación a la patata.




En Francia el caso de la patata fue muy especial. Parmentier aprovechó la invitación de visitar Versalles para intentar convencer a Luis XVI de que la hambruna que asolaba al país podía superarse cultivando patatas. Obtuvo un beso de María Antonieta, quien prendió un ramillete de flores de esta planta, que portaba el buen boticario Parmentier, en su real pecho, pero la patata sólo se empezó a cultivar después de la Revolución...



1 comentario: