miércoles, 9 de septiembre de 2009

ENSALADA DE JUDÍAS VERDES, PATATA Y SALMÓN.-

Me queda una semanita para iniciar la Jornada de Invierno, hecho que conlleva el que no pueda desplazarme a mi domicilio a la hora de comer… Snif…

En fin que me he puesto las pilas y he decidido que durante los próximos nueve meses prepararé buenos menús para degustar en mi lugar de trabajo. Comer rico y sano en la oficina no tiene por que ser complicado, simplemente tenemos que elegir bien los alimentos. También es importante no repetir con demasiada frecuencia los mismos platos.

Para conseguir que la comida nos parezca recién hecha es interesante llevar la salsa aparte y mezclarla en el momento de calentar en el microondas. O, si lo que has preparado es una ensalada, alíñarla justo cuando vayas a comértela…

Bueno, sin más preámbulos os dejo la primera de mis ideas:

Ensalada de judías verdes, patata y salmón.-

Limpiamos las judías verdes, retirándoles los nervios y las cortamos en tiras. Las ponemos a cocer en agua hirviendo con sal. Cocemos las patatas.

Escurrimos las judías y las refrescamos en agua fría salada, así mantendremos su brillante color verde.

Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas.

Mezclamos en un bol las judías con el salmón cortado en trozos medianos.

Montamos la ensalada: en la base las patatas, sobre ella la mezcla de judías y salmón. Podemos espolvorear un poquito de albahaca picada.

Aparte preparamos la salsa que añadiremos en el trabajo cuando vayamos a comer: preparamos una vinagreta con aceite, vinagre, sal, aceitunas negras sin hueso troceadas, alcaparras y un diente de ajo finamente picado. Batimos bien.


Seguro que las tres horitas de la tarde no nos resultarán tan pesadas…

No hay comentarios:

Publicar un comentario