martes, 29 de septiembre de 2009

TITANIC - La última cena de los pasajeros de primera clase...




Ningún desastre ha cautivado tanto la mente humana como el hundimiento del Titanic. Gracias al cine podemos imaginarnos perfectamente cómo nos hubiéramos sentido en el insumergible trasatlántico.





Igualmente conocemos lo que gastronómicamente disfrutaron los pasajeros de primera clase aquella terrible noche del 14 de Abril de 1912, dado que dos de los menús sobrevivieron al naufragio, por lo que podríamos recrear en su totalidad la suntuosa comida que disfrutaron algunos de los pasajeros más famosos del buque (John Jacob Astor, Benjamin Guggenheim, Isidor e Ida Straus, la insumergible Molly Brown, etc.)


Diez deliciosos platos componían el menú que el chef francés Auguste Escoffier preparó para el restaurante del mítico navío:


Ostras a la rusa, Consommé Olga, Salmón poché con salsa muselina, Pollo salteado a la lyonesa, Filet mignon Lili... y así hasta diez exquisiteces...






La comida fue servida con un vino diferente para cada plato. Tras el décimo se sirvieron frutas y quesos...


Después del postre, los camareros ofrecieron café, que en Francia se había convertido en una norma después de la cena desde alrededor de 1860. A bordo del Titanic, el café fue probablemente confeccionado mediante un proceso de goteo, aunque el café turco mucho más fuerte pudiera muy bien haber estado disponible para la primera clase. De cualquier manera, el café fue acompañado por los cigarros,
Port y los licores, entonces llamados "cordiales". A menudo, el licor se vertía directamente en el café, lo que significaba que las copas se servían sólo en tres cuartas partes.


Nos imaginamos el comedor de primera clase en el Titanic. El escenario victoriano, los pasajeros elegantemente vestidos. Porcelana, cristal, luz de velas y profusión de flores completarían la escena. Una invitación oficial escrita a mano, junto con el menú de la cena para cada huésped no sería una exageración.





El Titanic fue diseñado para adaptarse a diferentes clases de pasajeros: 1 ª, 2 ª y 3 ª clase (comúnmente conocida como la "bodega").


Cada clase de pasajeros se encontraba en diferentes áreas de la nave. La mayoría de los pasajeros a bordo del Titanic eran emigrantes de 3 ª clase. Curiosamente, fue también el porcentaje más pequeño de los pasajeros que se salvaron.


Se cree que las puertas cerradas, utilizadas para mantener las clases segregadas, impidió que muchos pasajeros de tercera clase tuviesen posibilidad de llegar a la cubierta del barco...


El número exacto de pasajeros del Titanic en el momento del accidente no está clara. Se sabe que la lista "oficial" de pasajeros contiene inexactitudes, omisiones y errores de impresión. La lista incluye los nombres de personas que nunca estuvieron en el barco y faltan los nombres de las personas que fueron definitivamente a bordo del buque. Diversas fuentes dan cifras diferentes, pero sus números sólo se diferencian por unas 30 personas.


El informe de la investigación llevada a cabo sitúa un total de pasajeros y tripulación de 2.208 personas, falleciendo 1.503 en la catástrofe... Tan sólo murió un niño de primera clase, mientras que fueron 49 los pequeños de tercera clase que perdieron la vida...





No hay comentarios:

Publicar un comentario