miércoles, 17 de febrero de 2010

CARNAVAL Y GASTRONOMIA.-

Aunque no se sabe exactamente cual es su origen, se atribuye la procedencia a la tradición celta, según unas fuentes, y a la adoración a Dionisos o a Baco, según otras. Para el pueblo gallego, lo que representa el Entroido es el final del invierno y con ello el comienzo de la primavera.



La Iglesia cristiana, aprovechó la coyuntura y en los países que tienen tradición cristiana se celebra precediendo a la cuaresma. Por lo general, en muchos lugares se celebra durante tres días, y se los designa con el nombre de carnestolendas, y son los tres días anteriores al Miércoles de Ceniza, que es el día en que comienza la cuaresma en el Calendario Cristiano.
Así, esta celebración que tenía posiblemente su significado en la despedida de los largos y duros días de invierno, se mezcló con la despedida de la carne antes del período de abstinencia de la Cuaresma.



El carnaval en Galicia se conoce como Entroido y es época de trasgresión, burla y diversión. Durante los días que forman el carnaval, todo está permitido, siendo una de las tendencias más extendidas la de “romper las normas” cambiando de identidad.


O Entroido es sin ningún género de dudas, la fiesta más irreverente de las que se celebra en Galicia. El carnaval fue perseguido durante la época franquista pero se mantuvo vivo en los núcleos más rurales de Galicia. De ahí que, actualmente, alguno de los entroidos más representativos de Galicia tienen unas profundas raíces en la tradición, tanto cultural como folclórica o gastronómica.

 


En cuanto al tema gastronómico aquí en Galicia, tierra de buen comer, tenemos platos asociados a la festiva fecha: es muy típico el cocido (bueno, para ser sinceros, el cocido y el caldo son habituales durante todo el invierno...), el lacón con grelos y en postres .. las filloas
y las orejas de carnaval ...

Del lacón con grelos y las filloas ya hemos hablado, le toca el turno, por tanto, a las orellas de carnaval (orellas de frade, en la provincia de Lugo). Mi suegra, auténtica experta en la materia es la que se encarga de su preparación, ahí va la receta:

Necesitaremos:

750 gr. de harina
6 huevos batidos
50 gr. de manteca de cerdo
100 gr. de mantequilla fundida
150 ml de agua templadaAnís
300 grs. de azúcar
25 grs. de Levadura Prensada
Sal

Preparamos la harina, le añadimos huevos y levadura. Vamos mezclando y añadiendo el agua templada, la mantequilla fundida, el anís y la sal.


Amasamos bien y lo dejamos reposar unos 45 minutos. Con ayuda de un rodillo estiramos bien la masa y vamos cortando en forma de oreja. Las freímos en aceite bien caliente al que le habremos añadido la manteca de cerdo. Cuando estén doraditas le escurrimos el exceso de aceite las espolvoreamos de azúcar y a disfrutar...!
 
 
 
 
 
 
Por cierto, los amables modelos que ilustran el post son mis sobrinos Luis y Alma...


No hay comentarios:

Publicar un comentario