sábado, 27 de febrero de 2010

EXPERIENCIA EN ABASTOS 2.0 - SANTIAGO


Cuando sea viejecita le contaré a mis nietos (o sobrinos nietos), que mi primera experiencia a porta pechada y en mesa compartida la disfruté en ABASTOS 2.0....

No comprendo como vivíamos antes de Internet. Es fantástica esta sensación de dominio mundial que nos proporciona la red. Hoy en día, yo ya no sabría como encontrar un número de teléfono, una dirección concreta, biografías de personajes, noticias para todos los gustos....

El mundo de los Blogs, cada vez más influyente, nos proporciona montañas de datos, de confidencias que, normalmente, sólo están influenciadas por la perspectiva personal de cada uno.

Sin lugar a duda, si la información representa el cuarto poder, los Blogs están incluidos dentro de esta importante categoría.

Personalmente guardo una serie de Blogs de cabecera, a los que sigo asiduamente y que me regalan multitud de opiniones y sugerencias. Los comentarios de estos bloggers ejercen tal atracción sobre mi persona que me impulsan a seguirlos para experimentar de propia mano las mismas sensaciones...

Es por eso que cuando leo:


No llevan un mes abiertos y ya son la sensación de la ciudad.
Quienes les seguimos en sus peripecias previas a la inauguración, no veíamos la hora de que abrieran las puertas.
Un espacio especial, diferente a lo que estamos habituados en Compostela. Un lugar pequeño, optimizado hasta lo indecible. Ver a Marcos abriendo y cerrando infinitos cajones, puertecitas y alacenas es ver una obra de ingeniería “espacial”. Hasta la lámpara vale para sostener pimenteros y saleros.
Pasar por allí al anochecer es visualizar una mutación de un cuadro de Hopper.

PANTAGRUEL SUPONGO

En fin, que dónde hay que firmar para que iniciativas como la de Abastos 2.0 se repitan. Por su originalidad y por su calidad, se merecen toda la suerte del mundo.

COLINETA

Abastos 2.0, la última incorporación al mundo de la tapa, o mejor de la “cocina menuda” como a ellos les gusta decir, comenzó a ofrecer sus berberechos express como un homenaje a los clásicos compostelanos. “Pero descubrimos que diez segundos de vapor de la cafetera era el tratamiento perfecto para unos buenos berberechos y ya se incorporaron a nuestra oferta normal“, comentan los responsables.

GOURMET DE PROVINCIAS

Abastos 2.0 es una iniciativa de Marcos Cerqueiro y Iago Pazos, que hace bien poco se liaron la manta a la cabeza y apostaron por un local de tapas en una parada de la plaza de abastos, actualizando el concepto, que ellos bautizan como Cociña Miuda, y acompañándolos de vinos gallegos de calidad y un local que sorprende por su interiorismo.
En esta fórmula de pocas tapas pero escogidas, con precios contenidos y raíz firme en el producto aunque con un toque marca de la casa creo que tendrán éxito. Saben lo que hacen y ofrecen algo nuevo. Atentos.


Me digo... este Local tiene que merecer la pena... la próxima vez que vaya a Santiago tengo que pasarme por allí...

Soy bastante cuadriculada a la hora de planificar, unos lo consideran virtud, otros un tremendo defecto... Total, que el jueves por la noche llamé a Abastos 2.0 intentando reservar una comida para el Sábado... Yo desconocía tanto las dimensiones como la propuesta del local (luego lo entenderéis).

Mi amable interlocutor me indicó que los Sábados al mediodía no proporcionaban servicio de comidas, sin embargo, tenía hueco para la cena, me comentó que en aquel momento tenía reservado para dos grupos de cuatro y que a dos personas podía encajarlas sin dificultad... Sería un servicio a PORTA PECHADA ¿?

La cena quedó establecida para las 22.00 Horas, así que la noche del sábado nos dirigimos nuevamente al Mercado de Abastos (no olvidéis que por la mañana habíamos asistido al Concurso de Pulpeiras) y esto fue lo que nos encontramos:




¡Que distinto parece el mercado por la noche! Había desaparecido la algarabía reinante aquella mañana... y al fondo del mercado, en las casetas del nº 13 al 18 (localización – tomada de los mapas de CAPITULO 0) se veía iluminado un acristalado local...








Dentro, tres personas se afanaban por ultimar los detalles para ofrecernos un planteamiento diferente...





Y desde luego que fue diferente... Se trataba de una degustación para 11 personas, auténticos desconocidos que probaríamos juntos las propuestas del chef, compartiendo la única mesa existente en el local (una brillante barra alta confeccionada con algún tipo de cristales verdes, como de botellas rotas, iluminada tenuemente y que ocupaba dos de las casetas).


Los que me conocéis sabéis que no me caracterizo por mi atrevimiento, soy bastante tímida y no demasiado habladora en los primeros encuentros... (luego es otro cantar...) y la idea, al principio, me resultó arriesgada.


Sin embargo, os confieso que ésta ha sido una de las experiencias más agradables de las que he disfrutado. Recordáis cuando os comentaba la semana pasada mis sensaciones en el AROLA ARTS: se habían unido una serie de circunstancias que convirtieron aquella comida en un recuerdo imborrable. Esta noche también los hados se confabularon para que disfrutásemos de una velada estupenda.


Esto de compartir mesa no es una historia nueva, existen restaurantes en Tokio, dónde en un comedor de 20 metros tan sólo hay una mesa. Allí son ocho las personas escogidas para comer juntas... En Nueva York, existen restaurantes (de nivel) donde te instalan en una mesa común con otros veintiocho comensales.


Pero, ¿aquí?, ¿en Galicia?. Pues sí, y personalmente he comprobado que es una idea que puede funcionar... En mi caso me concedió la oportunidad de conocer a un grupo de personas encantadoras y realmente interesantes...





Bueno, ya os he hablado del ambiente, excepcional, pero tenemos que comentar la EXPERIENCIA GASTRONÓMICA... (Por cierto, lo de “porta pechada” significa que allí no entra nadie más...)

Un menú degustación
en formato de cociña miuda…(cocina en miniatura)



Cocido, formato empanada





Deliciosas croquetas, suaves por dentro, el untarlas en el aceite de chorizo te permitía recordar los sabores de nuestros invernales cociditos...


Zamburiña & Herbas





Uno de los platos que más me gustó, las zamburiñas en su punto preciso, deliciosa la combinación con la suave espuma, brotes de cebollino le acompañaban...

Observad el bajo plato, perteneciente a la cerámica de Gundivós (Sober, Ribeira Sacra – Lugo), una de las grandes referencias de la artesanía en cerámica de Galicia.

Es la única cerámica gallega de color negro, siendo incierto su origen, ya que cuenta la leyenda que en la época romana el vino de Amandi era llevado a Roma en ánforas de Gundivós. Este tipo de cerámica es utilitaria, no se trataba de una cerámica decorativa como otras que existen en Galicia. El barro es extraído de la propia parroquia y el color negro que caracteriza a esta cerámica lo adquieren las piezas cuando, una vez cocidas, son calentadas al fuego para luego echarle pez, formando en su interior una capa brillante que las impermeabiliza.


Sashimi de Xurel





Encima estoy de suerte, con lo que me agrada la cocina japonesa, dedican un par de platos a la misma... ¿qué más se puede pedir? Macerado en soja, perfecto el xurel...

(Jurel – trachurus, trachurus, conocido en Galicia con el nombre de xurel, chicharro, chincho...)


Roliños de arroz: salmón-chocos
¿Sushi galego?





Efectivamente galego, aunque conservando texturas y sabores de la cocina japonesa. Excelentes.


Berberecho Expresso





Me encantan los berberechos al vapor, ese intenso sabor a mar despierta en mi recuerdos de la infancia...

Plato que por los generales comentarios me hace pensar se convertirá en imprescindible dentro del menú de la casa.

Emulando a las clásicas tascas santiaguesas, a los berberechos se les somete a diez segundos exactos del vapor de la cafetera...


Berberechos express de Abastos 2.0 from Miguel Vila on Vimeo.


Cho-qui-tos





Otro de los platos estrella de la de gustación, junto con las zamburiñas ha sido de los más alabado por los comensales, delicioso sabor... perfecta textura.


Lubina 45º





He de confesaros que la lubina es un pescado al que no le tengo especial aprecio.

Por eso, en este caso, me apropio de los comentarios de los compañeros de mesa, que apreciaron la frescura y textura del pescado y su intenso sabor...


Brazo de Xitano mal feito (mal hecho)




Original nombre. Sencillamente delicioso...


Licor Café Frappe


Realmente no puedo quejarme... no soy en absoluto cafetera, sin embargo un Licorcito Café... Lamentablemente no tenemos foto, estábamos ocupados en el exterior... fumando un pitillito y comentando la jugada con dos de las recién adquiridas compañeras de degustación...







Hasta ahora hemos alabado la excelente labor del chef...




Entre fogones: MARCOS CERQUEIRO.


Pero la reunión no hubiera sido la misma sin el maestro de ceremonias que nos asistió: o Taberneiro Iago Pazos.

Lejos de la rigidez de los maîtres de otras salas, acompañó, durante toda la velada, cada uno de los platos de la degustación con la descripción de los mismos y multitud de comentarios... la cerámica, los berberechos, los olivos en Galicia, las cinco D.O. del vino gallego...

Mostrando siempre un profundo conocimiento del producto y una excelente conexión con el creador de los platos, Iago fue, sin duda, un importante eslabón que nos ayudó a conseguir que esta velada resultase efectivamente mágica...

De Iago no tenemos fotos propias, así que me he permitido tomar una de su propio blog...

http://www.abastosdouspuntocero.es/



Podéis seguirlos en Factbook... con multitud de comentarios en tiempo real...

http://www.facebook.com/Abastosdouspuntocero


Para terminar solo un comentario más, ABASTOS 2.0 está sólo empezando, lleva abierto desde el 31 de Diciembre de 2009, ¡hace apenas mes y medio!.

Al final de la cena Marcos Cerqueiro nos comentó alguno de los proyectos a los que están dando vueltas. Estoy convencida de que se hablará mucho de estos dos innovadores y jóvenes empresarios.

Con motivo del Xacobeo 2010 muchos aterrizaréis en Compostela, si tenéis oportunidad no dejéis de visitarlos...




Plaza de Abastos
Casetas 13-18
Teléfono: 981 576 145

abastosdouspuntocero@gmail.com

HORARIOS
Lunes: 19-22h
Martes: 10-15h / 19-22h
Miércoles: 10-15h / 19-22h
Jueves: 10-15h / 19-22h
Viernes: 10-15h / 19-22h
Sábado: 10-15h
Domingo: Cerrado

Y bajo reserva...

De Martes a Viernes: a partir de las 15h_ Comida

Sábado: a partir de las 21h_ “a Porta Pechada”

Para otros servicios, se puede hablar...




Y vosotros, ¿os animaríais a compartir mesa con desconocidos?

6 comentarios:

  1. BUenísima descripción de tu experiencia a porta pechada :)
    había oído hablar de esta iniciativa y hace tiempo que les seguía en FB. Sin duda, la próxima vez que vaya a Santiago me pasaré a conocerles y disfrutar de su gastronomía.
    Isabel

    ResponderEliminar
  2. A puerta cerrada con mentes abiertas.

    Después de varios años de mi juventud vividos en Santiago de Compostela (ciudad de la que sigo profundamente enamorado) de vez en cuando vuelvo con mi compañera con motivo de algún evento cultural o gastronómico. Mi experiencia culinaria de entonces no pasaba de disfrutar de los vinos/cortos y sus respectivas tapas de la calle Raiña o los diarios spaghetti con atún maridados con kalimotxo en mi casa (¡qué recuerdos!). Para olvidar, sin embargo, mi corta y penosa experiencia veraniega trabajando de camarero en el Santiaguiño o el Ribadavia de la calle del Franco (¡Aghh!). Pero ahora ando en otra historia...

    Después de un día intenso (viaje desde Vigo, concurso de pulpeiras, recorrido por el mercado, degustación en El Mercadito, el inexcusable paseo por la piedra mojada de Santiago...), víspera de otro día prometedor/agotador en el Fórum Gastronómico, un ligero dolor de cabeza y una condiciones meteorológicas adversas, lo que menos me apetecía era salir de la habitación del hotel y meterme en otro restaurante para comer otro típico menú degustación que tanto gustan a nuestra querida blogger. He de confesar que la gastronomía no es uno de mis placeres favoritos (lo mío son los conciertos, el teatro, el cine...). Pero esta vez sería distinto.

    Llegamos veinte minutos antes de lo acordado, así que nos pusimos a sacar alguna foto y a dar vueltas con aquel frío que se calaba en los huesos (nos daba palo entrar antes de lo establecido). De entrada flipamos con su situación en las casetas exteriores del mercado y después con el espacio tan original y diminuto, con una sola mesa /barra estrechísima (unos 60 cms.) en la que comeríamos con nueve personas desconocidas. Ya cuando nos aproximamos a la puerta se nos adelantaron un grupo de tres personas e inmediatamente después llegarían las seis restantes: 2 + 4 (¡qué puntualidad!). Tras unos primeros minutos de cierta incomodidad (sentarse en los taburetes, entablar o no conversación con la gente que tenías pegada...), la naturalidad y atención exquisita de su maître, Iago Pazos –cómo se agradece que no se caiga en ese snobismo elitista de otros sitios, siendo un lugar tan exclusivo (12 personas máx. previa reserva y a puerta cerrada)- nos hizo relajarlos y romper el hielo con los demás comensales.

    En cuanto a la comida, la idea de utilizar casi exclusivamente productos del mercado anexo, regados con vinos de las cinco D.O. de Galicia y cerveza gallega, me parece una idea muy positiva: es necesario manifestar el orgullo de poseer estos productos autóctonos y venderlos dentro y fuera de casa... Da gusto ver a estos dos jóvenes emprendedores que transmiten tanta ilusión, tanto conocimiento y a la vez tanta humildad. El tiempo dirá si su idea permanecerá inmutable o si serán capaces de reinventarse (¿habrá Abastos 2.1, 2.2, 2.3...?). Reserven cuanto antes su taburete o dentro de poco auguro que será muy difícil.

    Por otro lado, la idea de maridar sus platos con temas musicales también me parece un puntazo (¡qué grandes Pink Martini y Saint Germain!).

    En lo referente a la degustación de la velada, me remito a lo publicado por Gaia en su post.

    Lo dicho, buenas gracias y muchas noches...

    David.-

    ResponderEliminar
  3. Impresionante comentario. Habrá que ir a probarlo.

    ResponderEliminar
  4. Soy uno de los comensales que compartió con Aprendiz de Chef esta cena Porta Pechada y, simplemente, me gustaría suscribir todos sus comentarios. Gastronomía innovadora con raíces tradicionales, servicio muy atento, entorno agradable y compañía muy interesante.

    ResponderEliminar
  5. En el puente de San José voy a ir por Santiago, reservaré mesa ya mismo por si acaso. Creo que merece la pena probarlo... si, solo por conocer el local, su cocina y el cuenta cuentos culinario que lo acompaña... sin duda, este mismo puente... Gracias por compartilo.

    ResponderEliminar
  6. no os lo perdais vale la pena....

    ResponderEliminar