martes, 23 de febrero de 2010

Mercado de Abastos - Santiago






Según muchas guías turísticas es el Mercado de Abastos de Santiago uno de los cinco más importantes de España, y el segundo monumento más visitado de la capital gallega. Curiosa afirmación referida a una ciudad que, en mi opinión, nos deleita con tesoros artísticos cada vez que doblamos una esquina.





De lo que no cabe duda es que el mercado es un espacio digno de visitar. Aprovechando que se celebraba el II Concurso de Pulpeiras en tan apropiado escenario, nos dimos una vuelta para palpar in situ la respiración del mercado un Sábado por la mañana.





Multitud de clientes se agolpaban en los puestos... Carne, pescado, quesos, embutidos, flores...





















Quizás uno de los hechos que llamó más mi atención era el diáfano ambiente que percibías al adentrarte en las naves, a pesar de la lluviosa mañana que nos acompañaba. Muy diferente a esa sensación de enclaustramiento que he sentido en otros mercados que he visitado.






No sólo en las naves hay actividad de compra venta, en cualquier rincón puedes encontrar bajo un paraguas a aquellas vendedoras de toda la vida, mujeres que vienen desde sus campos a vender sus productos, sus huevos, sus verduras...







El actual Mercado de Abastos de Santiago de Compostela se construyó entre 1938 y 1942, siendo obra del arquitecto asturiano Don Joaquín Vaquero Palacios. Éste deseaba destacar el lenguaje historicista del mercado, por lo que aprovechó los cimientos: el enlosado de granito y el murallón del antiguo mercado de 1873 que se hallaba en ruinas.






En planta se compone de dos cuadrados divididos en cuatro naves que se abren a una plaza central con una fuente. Está realizado en sillería de granito y las cubiertas son de bóvedas de cañón con teja al exterior; a ambos lados, sobre los puestos, se abren grandes ventanales de medio punto. La entrada a cada una de las naves recuerdan las fachadas de las capillas románicas.





Situado ente las iglesias de Santo Agostiño y San Fiz de Solovio, en plena zona vieja, el paseo nos brinda la oportunidad de descubrir estrechas callejuelas llenas de historia y tradiciones... Un recomendable paseo...


No hay comentarios:

Publicar un comentario