sábado, 24 de abril de 2010

BLUE STILTON, REY DE LOS QUESOS...



Al hilo de la entrada anterior, me apetecía hablaros de uno de los productos degustados en aquella reunión.



APRENDIZ DE CHEF BLUE STILTON



Cuando hablamos de productos alimenticios cuyo origen no está documentado debido a su antigüedad, suele achacarse a la casualidad su descubrimiento.

Podríamos incluir el queso en esta categoría pues después de investigarlo a través de la red y algún que otro libro dedicado a la historia gastronómica, la mayoría de las fuentes que he consultado coinciden en que hace unos tres mil años fueron los pastores los que se encontraron que la leche ordeñada de sus animales y que transportaban en odres, por efecto de la temperatura y de las enzimas de los mencionados odres, había dejado de ser líquida para transformarse en algún tipo de masa pastosa.


 

 
 
El queso es un producto que sinceramente admiro: me apasiona que con la misma base puedan elaborarse tan distintas versiones, me sorprende el hecho de que esté contemplado prácticamente en todas las culturas.
 
 






Sin duda, esta no será la última entrada que dedique a tan preciado elemento.


Hoy os hablaré sobre uno de los más importantes quesos azules... El BLUE STILTON.


Primero os comentaré que los denominados “QUESOS AZULES” se caracterizan por unas venas mohosas que presentan un color entre el azul y el gris verdoso producto del hongo Penicillium que se cultiva en el propio queso. Se trata de quesos con contundente sabor y de olor bastante fuertecillo.



 






Existen múltiples variedades, pero tres son las más conocidas en todo el mundo: GORGONZOLA, ROQUEFORT Y STILTON (todas con denominación de origen protegida)

Ya habían caído en mis manos (y en mi paladar, claro) roquefort y gorgonzola. Quedaba pendiente el Blue Stilton, y la verdad es que no me decepcionó...
 
 


APRENDIZ DE CHEF BLUE STILTON



Su sabor, si bien intenso, no resulta tan potente como las otras denominaciones mencionadas, y en boca te deja una sensación dulce, que te obliga a continuar degustando.

Os contaré que a pesar de que el nombre de STILTON procede de una aldea inglesa, no era ahí donde se elaboraba tan preciado manjar.

STILTON (Cambridgeshire) formaba parte de la ruta principal donde en el siglo XVIII se hospedaban los que viajaban en coches de caballos (único medio de transporte en la época) cuando se dirigían hacia el norte de Inglaterra o incluso a Escocia. El queso fue comercializado por aquellas posadas donde se detenían esos viajeros...

 





En 1722, Frances Pawlett, esposa de un experto quesero propietario de una granja cerca de Melton Mowbray, probablemente en Wymondham (Leicestrshire) se alió con Cooper Thornill, posadero de BELL INN, en Stilton, para comercializar los quesos que elaboraban. El posadero aprovechaba cada oportunidad que se le presentaba para vender los quesos a los viajeros que se hospedaban en su establecimiento, mostrando este queso suave, cremoso y con sus venitas azules.

 
El marido de Frances, con una gran perspectiva para los negocios, consiguió que los otros productores de la zona siguiesen las pautas que su esposa había desarrollado. Se creó una cooperativa y entre los Pawlett y los Thornill se encargaron de que este queso se admirase en toda Inglaterra.
 


 






La denominación de origen en Inglaterra se observa con pulcritud, hoy en día, sólo seis industrias lácteas tienen licencia para elaborar el Blue Stilton. Estas fábricas se sitúan en los condados de East Midlands, Derbyshire, Leicestershire y Nottinghamshire.

 


Para terminar os daré un dato que me ha encantado y a la vez, impresionado... ¿Sabéis que aquella posada que en 1700 ofrecía su cobijo a los viajeros en Stilton y que era llamada “BELL INN” todavía existe?



Mis fuentes:




Dicen que España es diferente, se equivocan... son los ingleses los que son distintos (personas que cuidan y admiran su patrimonio... ¡Cuán sana envidia!!!)


No hay comentarios:

Publicar un comentario