domingo, 11 de abril de 2010

COCINAR SOBRE PIEDRA.-


En la prehistoria, el ser humano comenzó alimentándose con productos crudos, sin ningún tipo de transformación. Con el descubrimiento del fuego, descubrió las ventajas de “cocinar” aquellos alimentos de los que disponían: sobre todo en el caso de la carne, quedaba más tierna una vez sufrida aquella purificación del fuego...





Comenzaron con rudimentarias varillas que se colocaban apoyadas en dos soportes verticales y la carne entraba directamente en contacto con el fuego. Imaginamos que la mayor parte de las veces la carne o bien se achicharraba, o evitando el exceso quedaría cruda...




Suponemos que ese es el momento cuando el hombre descubre que si hay un elemento entre fuego y carne que transmita el calor y al mismo tiempo proteja el producto del fuego directo, los alimentos resultarán muchísimo más satisfactorios...





Desde nuestra visita a CASA PENAS en San Ramón de Moeche (A Coruña), donde disfrutamos de la experiencia de cocinar la carne sobre una piedra sometida a una fuente de calor, me propuse conseguir tal invento para mi propia casa.





En el soporte inferior de la parrilla están los quemadores de gas, aunque es interesante calentar previamente la piedra en el horno, para que conserve mejor el calor...





Y aquí está la pieza que prepararemos sobre esta “plancha de piedra”...





Un precioso ejemplar de Chuletón que presentaba una carne brillante, de un rojo intenso y con toda su grasilla infiltrada...





Previamente sellaremos el chuletón, a fuego muy vivo, vuelta y vuelta en la sartén y prepararemos las porciones que los comensales irán cocinando sobre la piedra.




Sobre la plancha ya caliente desplazaremos una porción de la grasa de la propia carne, para intensificar el sabor de ésta...





Y cada uno que se prepare la carne a su propio gusto...


Una manera diferente y divertida de cenar. La idea me recuerda a la “fondue”, donde en el centro de la mesa se coloca una cacerola que utilizan todos los comensales, los cuales utilizando cada uno un pincho metálico diferente introducen pan en queso fundido (típica), o bien, en aceite caliente se introducen trozos de carne de ternera (bourguignonne).

1 comentario:

  1. Hola, me encanta esta publicación porque hace la boca agua con solo verlo en fotos, pero tengo una consulta. ¿como se consigue un buen funcionamiento de los quemadores, para que aguanten cuanto mas mejor?
    Muchas gracias

    ResponderEliminar