domingo, 8 de agosto de 2010

TAPAS EN ESTADO PURO – MADRID



La pasada Semana Santa realizamos una visita relámpago a Madrid: la ida el jueves, el regreso el viernes, dado que el destino real de nuestras mini-vacaciones se hallaba en una casa rural maragata en Valderrey (León), pero esa es otra historia…


Aprovechando que nos hallábamos en la capital del reino, aún a pesar de tan breve margen de tiempo, pretendimos realizar alguna pequeña incursión gastronómica. El viernes, antes de emprender camino, nos dimos una vueltecilla por la zona del triángulo del arte de Madrid: Museo del Prado, Museo Reina Sofía y Museo Thyssen-Bornemisza.


















Allí, en los bajos del Hotel NH PASEO DEL PRADO (Plaza Cánovas del Castillo, nº 4), Paco Roncero, chef de La Terraza del Casino ejerce como patrocinador del “bar de tapas” ESTADO PURO.






Aunque, por supuesto, dudo que el afamado cocinero se hallase en la cocina del local…






Mil peinetas decoran techo y pared, el diseño del local resulta bastante atractivo. Mesas altas compartidas. Sobre ellas sobres que contienen los cubiertos y donde se halla impresa la carta con las tapas, ensaladas, tostas y arroces.









Por lo que hemos comprobado se trata de una actualización de muchas de nuestras tapas clásicas. Os presento las que degustamos:


Comenzamos por una ENSALADA JAPONESA CON TATAKI DE ATUN






Correcta la composición de la ensalada aunque el atún no era demasiado abundante.


Continuamos con las MINI BURGUER CON MOSTAZA A LA ANTIGUA:






Pequeños bocados francamente agradables.


Seguimos: ROYAL DE FOIE GRAS CON LENTEJAS.-






Sorprendente, me gustó mucho.


Para terminar: TORTILLA ESPAÑOLA SIGLO XXI






Una nueva de-construcción de la clásica tortilla. Puedes distinguir perfectamente los distintos sabores: huevo, patata y el último toque del aceite de oliva. Junto con las lentejas el plato más destacable.






Imagino que habréis encontrada soso este post. La verdad es que he querido de alguna forma reflejar mi ligera decepción. El servicio fue bastante frío. Cuando nos trajeron el último de los platos (14.30 horas), a la vista de lo escaso de nuestra degustación se nos ocurrió añadir un caldero de rabo de toro. Se ve que está estudiado el tiempo que puedes ocupar la mesa, el camarero nos indicó que no era posible, que tardaría ¿¿¿mucho??? No tuvo la delicadeza de sugerirnos algún otro plato más "rápido" para completar nuestra comida. Naturalmente les compensa bastante más que te levantes y la mesa la ocupen nuevos comensales.


Los platos me agradaron, pero también el trato es fundamental, considero que a pesar de la buena situación del establecimiento, es importante que el boca a boca sea positivo en todos los aspectos.


Con posterioridad a nuestra visita, mi tía y mi primo se hospedaron en el propio Hotel NH PASEO DEL PRADO, y yo, teniendo noticia del reservado existente en el interior en el que se podrían degustar catorce tapas sorpresa por 60 Euros, reservé con prudente plazo tal mesa para el disfrute de mi familia. Cuando al llegar al establecimiento comentaron la reserva el camarero les ignoró por completo y los instaló en la terraza.


Naturalmente me dirigí telefónicamente para reclamar el servicio que en su día había solicitado, a lo que se me indica que para dos personas no estaba disponible la Mesa reservada. Vamos a ver, ¿por qué no se me dijo al realizar la reserva PARA DOS PERSONAS? Mal, muy mal. Por cierto, encima la experiencia gastronómica resultó bastante deplorable… Supongo que se unieron muchos factores negativos, entre ellos el frío que reinaba en aquella terraza…


Estoy convencida de la valía profesional de Paco Roncero, por eso me disgusta esta nueva moda seguida por muchos cocineros españoles de vanguardia que inscriben su nombre en este tipo de locales cuyo máximo planteamiento es aprovechar el tirón mediático de estos chefs para atender a un numeroso número de comensales ofreciéndonos sucedáneos de cocina creativa con pésima atención.


Negocio, negocio, negocio… habrá que estudiar si al final no resulta contraproducente…


3 comentarios:

  1. Acabo de descubrir tu blog de casualidad y llevo casi una hora leyendote!

    Qué decepción lo de Paco Roncero. Asistí a una conferencia que dio en el master que cursé hace dos años. Fue encantador y nos dio mucho más de lo que esperábamos, ya que el master era en comercio internacional, lo que a priori no casaba mucho con la cocina.

    Se nos hizo cortísima contándonos experiencias y anécdotas en sus restaurantes y colaboraciones por el mundo.

    Te seguiré a partir de ahora.

    Bicos desde Moaña

    ResponderEliminar
  2. Encantada de haberos conocido, igualmente desconocía vuestra existencia. Os seguiré la pista a partir de ahora, de entrada permitidme que os sugiera vuestra incorporación a Facebook, esta red social puede resultar una estupenda plataforma para vuestros productos.

    En cuanto al tema de Roncero reitero mi comentario, estoy segura de su profesionalidad en el ámbito culinario. Lo que me parece censurable es el hecho de que prestes nombre e imagen a un establecimiento y posteriormente no realices un seguimiento de todas las actuaciones que se realizan en el mismo.

    ResponderEliminar
  3. Vamos pasiño a pasiño, dentro de poco en Facebook!

    ResponderEliminar