sábado, 24 de abril de 2010

BLUE STILTON, REY DE LOS QUESOS...



Al hilo de la entrada anterior, me apetecía hablaros de uno de los productos degustados en aquella reunión.



APRENDIZ DE CHEF BLUE STILTON



Cuando hablamos de productos alimenticios cuyo origen no está documentado debido a su antigüedad, suele achacarse a la casualidad su descubrimiento.

Podríamos incluir el queso en esta categoría pues después de investigarlo a través de la red y algún que otro libro dedicado a la historia gastronómica, la mayoría de las fuentes que he consultado coinciden en que hace unos tres mil años fueron los pastores los que se encontraron que la leche ordeñada de sus animales y que transportaban en odres, por efecto de la temperatura y de las enzimas de los mencionados odres, había dejado de ser líquida para transformarse en algún tipo de masa pastosa.


 

 
 
El queso es un producto que sinceramente admiro: me apasiona que con la misma base puedan elaborarse tan distintas versiones, me sorprende el hecho de que esté contemplado prácticamente en todas las culturas.
 
 






Sin duda, esta no será la última entrada que dedique a tan preciado elemento.


Hoy os hablaré sobre uno de los más importantes quesos azules... El BLUE STILTON.


Primero os comentaré que los denominados “QUESOS AZULES” se caracterizan por unas venas mohosas que presentan un color entre el azul y el gris verdoso producto del hongo Penicillium que se cultiva en el propio queso. Se trata de quesos con contundente sabor y de olor bastante fuertecillo.



 






Existen múltiples variedades, pero tres son las más conocidas en todo el mundo: GORGONZOLA, ROQUEFORT Y STILTON (todas con denominación de origen protegida)

Ya habían caído en mis manos (y en mi paladar, claro) roquefort y gorgonzola. Quedaba pendiente el Blue Stilton, y la verdad es que no me decepcionó...
 
 


APRENDIZ DE CHEF BLUE STILTON



Su sabor, si bien intenso, no resulta tan potente como las otras denominaciones mencionadas, y en boca te deja una sensación dulce, que te obliga a continuar degustando.

Os contaré que a pesar de que el nombre de STILTON procede de una aldea inglesa, no era ahí donde se elaboraba tan preciado manjar.

STILTON (Cambridgeshire) formaba parte de la ruta principal donde en el siglo XVIII se hospedaban los que viajaban en coches de caballos (único medio de transporte en la época) cuando se dirigían hacia el norte de Inglaterra o incluso a Escocia. El queso fue comercializado por aquellas posadas donde se detenían esos viajeros...

 





En 1722, Frances Pawlett, esposa de un experto quesero propietario de una granja cerca de Melton Mowbray, probablemente en Wymondham (Leicestrshire) se alió con Cooper Thornill, posadero de BELL INN, en Stilton, para comercializar los quesos que elaboraban. El posadero aprovechaba cada oportunidad que se le presentaba para vender los quesos a los viajeros que se hospedaban en su establecimiento, mostrando este queso suave, cremoso y con sus venitas azules.

 
El marido de Frances, con una gran perspectiva para los negocios, consiguió que los otros productores de la zona siguiesen las pautas que su esposa había desarrollado. Se creó una cooperativa y entre los Pawlett y los Thornill se encargaron de que este queso se admirase en toda Inglaterra.
 


 






La denominación de origen en Inglaterra se observa con pulcritud, hoy en día, sólo seis industrias lácteas tienen licencia para elaborar el Blue Stilton. Estas fábricas se sitúan en los condados de East Midlands, Derbyshire, Leicestershire y Nottinghamshire.

 


Para terminar os daré un dato que me ha encantado y a la vez, impresionado... ¿Sabéis que aquella posada que en 1700 ofrecía su cobijo a los viajeros en Stilton y que era llamada “BELL INN” todavía existe?



Mis fuentes:




Dicen que España es diferente, se equivocan... son los ingleses los que son distintos (personas que cuidan y admiran su patrimonio... ¡Cuán sana envidia!!!)


viernes, 23 de abril de 2010

REUNIRSE PARA CENAR.-


Para los egipcios era un placer reunirse para comer o cenar con un gran número de familiares y amigos. Los banquetes que vemos representados en las tumbas no son más que una imagen de los que el difunto realizó en vida.





En la antigua Roma, el comer era un acto de gran importancia para la vida social. Los romanos solían emplear un par de horas para cenar y charlar hasta llegar a la sobremesa, “en la que conversaban intensamente hasta bien entrada la madrugada mientras tomaban un buen vino”.





En los castillos de la Edad Media se construían salones donde el señor celebraba banquetes y reuniones. La sala se organizaba a través de amplias mesas rectangulares a cuyo alrededor se colocaban bancos para asentar a los comensales.





Y podríamos seguir... De todo esto se deduce que a lo largo de la historia siempre ha existido esta necesidad (para la mayoría de los seres humanos) de reunirse con sus semejantes, preferiblemente compartiendo el alimento, para hablar, comentar experiencias, o sencillamente para arreglar los problemas del mundo...

Pero estas comidas no tienen por que ser pantagruélicas, basta con buenos productos, sencillas presentaciones y mucho cariño. Con estos ingredientes la reunión sin duda será un éxito y tanto anfitriones como invitados disfrutarán de ese auténtico placer que es reunirse para cenar.

Podemos empezar con una ensaladita de anchoas...





Otra de salmón:





Tres foies diferentes,





Para servirnos el foie unas tostas variadas...





¿Qué me decis de estos quesos de cabra acompañado por una deliciosa mermelada de arándanos?





Un buen queso semicurado...





Un cremoso queso francés con pedacitos de melocotón...





Para contrastar un delicioso Stilton (inglés)





Un estupendo jamón ibérico






Y un no menos espectacular lomo ibérico...





Todo ello regado con buenos caldos, mucho sentido del humor y auténticas ganas de compartir estos momentos con aquellos a los que queremos, convertirán una noche cualquiera y una cena sin prácticamente elaboración en una placentera velada...



lunes, 19 de abril de 2010

CARMENCITA O LA BUENA COCINERA.-

¿Quién no ha recopilado en alguna ocasión sus recetas en fichas, cuadernos y, en tiempos más modernos, en su ordenador? Yo creo que he empezado mil libretas en las que pretendía conservar, como si de joyas se tratase, todos los conocimientos adquiridos y todas las recetas que consideraba habían resultado exitosas para repetirlas en futuras experiencias...






Como resultado tengo varios estantes de mi librería ocupados por ingente material que aglutina, una y otra vez las mismas recetas, pues comienzo pasando a limpio las primeras al nuevo cuaderno de diseño que me he comprado para terminar aburriéndome enseguida y plasmando nuevas recetas, con lo cual no puedo deshacerme del primero pues me faltan un montón de recetas que he de pasar a limpio... ¡Qué agobio!




Afortunadamente no era éste el caso de Dña. Eladia M. de Carpinell, he localizado una reseña publicada en La Vanguardia, el 5 de Enero de 1899 que no tiene desperdicio:

“La distinguida Sra. D.a Eladia M. de Carpinell ha publicado, bajo el título de Carmencita ó sea la Buena Cocinera, un útilísimo libro de cocina que recomendamos á nuestras lectoras por la claridad en las explicaciones y el exacto cálculo de las cantidades. Dicho libro solo cuesta 10 reales y se vende en casa de la autora, calle de los Angeles, 16, 1.°, 2.a; en el colmado de Padrós,' Ronda de S. Pedro, 38, y en el de Antonell, Lauria, 66."


http://hemeroteca.lavanguardia.es/preview/1899/01/05/pagina-2/33400575/pdf.html








El caso es que la buena señora iba escribiendo y guardando sus recetas para transmitírselas a su hija. Sus amigas (Oh!, las amigas!!) admirando su obra convencieron a la cocinera-escritora para que las publicase. Dice el prólogo escrito por la autora:

“Conjunto de ellas es la presente obrita, que espero será acogida con benevolencia, tanto porque he procurado que resulte al alcance de todas las inteligencias (¡¡!!), como porque, comprendiendo cocina española, catalana, cubana, americana, francesa e italiana, puede satisfacer todos los gustos y llena todas las necesidades... (encima se trata de una obra multicultural...)

Pues la denominada “obrita” se ha reeditado y ampliado con recetas de la hija a la que iba dedicada (Dª Carmen J. Carpinell) y también por D. Juan Cabané (que deduzco se trataba del yerno de doña Eladia).





Os comentaré que adquirí el librito en cuestión el pasado verano, y se trataba, nada menos que, de la TRIGESIMA NONA EDICION (39 ediciones de un libro de cocina escrito por una ama de casa...) Sólo he de poner en práctica alguna de sus recetas, prometo post y fotos...

Para terminar me gustaría dejaros alguno de los AVISOS que doña Eladia ha tenido a bien ofrecernos al final del Recetario:

- Siempre que para guisar se use perejil, debe machacarse; porque entero, si se quema, repugna.

- El Baking-Powder o polvo Royal se usa en vez de bicarbonato, para que los bizcochos queden ahuecados; se vende en las droguerías ¿?

- Para las personas a quienes repugne el gusto de azafrán en la sopa y la deseen con color, puede usarse el chorizo o sobrasada mallorquina, que da buen gusto y color...

Amena lectura...

sábado, 17 de abril de 2010

CASA DO ARCO – LAXE (COSTA DA MORTE)


El concello de Laxe forma parte de los municipios que comprenden la afamada “COSTA DA MORTE”, maravillosas leyendas y fascinante paisaje el que tuvimos oportunidad de degustar en esta excursión.
Anochecía cuando llegamos a Laxe, villa señorial y de arraigada tradición histórica que posee una playa urbana de dos kilómetros de aguas reposadas y arena blanquísima.




Habitualmente me gusta ir bien provista de información sobre los lugares que visitamos, restaurantes recomendados, etc. En esta ocasión y dado que nuestro itinerario era más bien una aventura, nos dejamos llevar por la intuición y los espacios gastronómicos de los que disfrutamos supusieron una auténtica sorpresa para nosotros...





Las fantásticas esculturas de Salvador Gil - herrero de profesión y escultor de vocación- adornaban el Paseo Marítimo... (y digo adornaban porque investigando para esta entrada me acabo de enterar de que en este mes de Abril ha sido retirada la última de las esculturas... una pena...

http://www.lavozdegalicia.es/carballo/2010/04/09/0003_8405899.htm


Paseábamos cuando descubrimos la CASA DO ARCO, construcción del siglo XV bajo el encargo de doña Urraca de Moscoso y Castro, madre del segundo conde de Altamira D. Rodrigo Osorio de Moscoso y una de las más destacadas integrantes de la Casa de Altamira y por ende de la nobleza gallega.




Era ya la hora de cenar, así que nos decidimos a conocer este establecimiento que hoy en día es Hotel-Restaurante.

El salón del restaurante, con un impresionante ventanal al frente desde dónde (de día, claro) se podía vislumbrar toda la playa urbana, era sencillo, pero agradable.






El planteamiento del negocio se traduce en comida tradicional, basada sobre todo en mariscos y pescados, con una excelente relación calidad-precio.

Para comenzar, compartimos unos excelentes berberechos al vapor... (me encantan)





Como segundo David pidió pescado: SARGO AL HORNO, yo, para variar, me decanté por un SOLOMILLO DE TERNERA...








En esta ocasión resultó más acertada la elección del pescado, excepcional tanto el producto como la preparación. Yo tuve menos suerte, y aunque el sabor de la carne era correctísima, podréis observar que se trataba de la punta del solomillo, con la doblez característica fruto del aprovechamiento de la pieza...

Observad, sin embargo, lo peladito que quedó el pescadito...




Añadir solamente que el servicio fue muy correcto y el trato muy cercano. Buena situación, agradable, buena materia prima y precio asequible. Recomendable, sin duda.

Para terminar, y ahora que sé que no podréis contemplarlas en el Paseo Marítimo de Laxe, me gustaría incluir un par de imágenes de una de las esculturas de Salvador Gil que me llamó especialmente la atención...

Se trata de un papá que comparte la lectura con su retoño...







jueves, 15 de abril de 2010

SLOW FOOD GALICIA, EL ELOGIO DE LA LENTITUD.-.

Existen entradas que me suponen un intenso esfuerzo, ésta es una de ellas... dos días de labor es un trabajo ímprobo para una blogger a ratos libres, como es la menda, pero la intensidad del documento lo requería...

Todos conocemos el término “Fast food”, traduciendo desde el inglés: comida rápida.

Nuestro frenético ritmo de vida ha llevado a muchos de nosotros a recurrir a fórmulas que nos alivien de esa carencia de tiempo que a menudo nos agobia y cada vez generaliza más su uso.

No sólo hablamos de las típicas hamburguesas, también de las pizzas producto de franquicias, perritos calientes, pollo frito, aros de cebolla, patatas fritas, etc. etc.






Servicio a domicilio, preparado en un instante... Este tipo de alimentación se basa en la rapidez y el bajo costo, utilizando conservantes, añadidos y procesos que reducen el valor alimenticio del producto y, en consecuencia, alterándose considerablemente sus propiedades, circunstancia que origina que a este tipo de alimentos se los denomine “comida basura”.

Por otro lado, la globalización que conlleva este tipo de tendencia ha conseguido invadir todo el mundo(desde EE.UU hasta rincones insospechados: India, Marruecos, Irán??? España, aunque les pese a algunos, ya es una potencia totalmente amilanada) y esta invasión implica abandonar producciones alimentarias, técnicas de pesca y de ganadería que desde siempre contribuyeron al desarrollo económico de las regiones...

Hasta aquí, un escueto comentario sobre “fast food”, pero decidme, ¿cuántos de vosotros habéis oído hablar de SLOW FOOD?

De esta “innovadora definición” versa este post.

Una de las ponencias a las que tuvimos la oportunidad de asistir en el Fórum Gastronómico Santiago 2010 nos introdujo efectivamente en este mundo:

SLOWFOOD GALICIA, ECOGASTRONOMIA Y DIVERSIDAD EN EL MAR Y EN LA TIERRA.





Slow Food es un movimiento internacional nacido en Italia que se contrapone a la estandarización del gusto y promueve la difusión de una nueva filosofía que combina placer y conocimiento. Opera en todos los continentes buscando la salvaguarda de las tradiciones gastronómicas regionales, con sus productos y métodos de cultivación. El símbolo de Slow Food es el caracol, emblema de la lentitud.

Slow Food centra buena parte de sus esfuerzos en conservar los innumerables alimentos o razas animales tradicionales que están desapareciendo por culpa de la uniformidad alimentaria y del agronegocio.







Slow Food llegó a Galicia en 2008, desde entonces, se trabaja para concienciar a los gallegos de la importancia de conservar la gastronomía y las buenas costumbres para no perder sabores y alimentos característicos de Galicia. Muchos de los productos artesanales desaparecen por la escasa rentabilidad que supone su producción, el poder de las grandes industrias y el cambio de hábitos que está sufriendo la población, que prefiere la comida basura a optar por una alimentación sana y elaborada ... (afortunadamente siguen existiendo aquellas aldeas adonde algunos van con cierta frecuencia a recolectar choricitos, queso... repollitos, patatas... en época lechugas, ameixas... vale, vale, lo dejo...)

La biodiversidad o diversidad biológica supone la variedad de seres vivos y las relaciones que se producen entre ellos y su medio. Un ecosistema ecológicamente sano depende del grado de su biodiversidad. Una amplia variedad presupone una mayor viabilidad...

Tres son los productos sobre los que ahora se trabaja con más intensidad en Galicia:



MILLO CORVO DE BUEU.-

El "millo corvo" es una variedad de maíz de color negra que la Asociación Cultural Meiro ha recuperado de su extinción bajo el lema "Rexurdir do millo corvo, testemuña dunha tradición".
Es una recuperación practicando una artesanía agroalimentaria.



Se trata de una actividad de carácter etnográfico, educativo, cultural y gastronómico que abarca todas las épocas del año, culminando con el Encuentro Degustación del Millo Corvo que se celebra cada año el último fin de semana del mes de marzo, declarado "Festa de Interese Turístico de Galiza" en abril de 2009.


http://www.meirocorvo.org/index.php?lin=C

Lamenté la ausencia de exposición sobre MILLO CORVO en el FÓRUM.


PORCO CELTA.-



El aspecto general del tipo del Porco Celta, el desarrollo de su esqueleto y la longitud dos sus miembros, demuestran sus aptitudes para la marcha, para proporcionarse directamente la alimentación. Desde tiempos inmemoriales en Galicia los Porcos Celtas campaban por los rastrojos pastoreando, y alimentándose de recursos naturales estacionales como bellotas, castañas y brotes vegetales de los extensos y ricos bosques autóctonos gallegos.



El PORCO CELTA se caracteriza por ser buen andador, de notable rusticidad, posee excelente apetito y es poco exigente en la clase de alimentación; la calidad de la carne es inmejorable y rinde en mayor cantidad que en otras razas grasas; el tocino es más abundante y espeso, pero más firme, de superior calidad y de fácil conservación.

La raza Celta, era antiguamente una de las más importantes de España hasta mediados del siglo pasado. En las últimas décadas la despoblación rural, con la consecuente falta de mano de obra y abandono de las tierras, junto con la intensificación de los sistemas productivos en busca de mayores rendimientos de las explotaciones, hicieron que en Galicia se extinguiera casi totalmente el hábito del pastoreo porcino, en especial con la raza Celta que fue cruzada con razas foráneas, más selectas y con mayores rendimientos cárnicos, o sustituida por éstas, poniendo en peligro la conservación de la única raza porcina autóctona gallega.




Con la iniciativa de la Administración Pública y con la posterior fundación de la Asociación de Criadores de Ganado Porcino Celta (ASOPORCEL), se consiguió detener y invertir el proceso de extinción mediante la creación de núcleos genéticos estables y la recuperación de una incipiente cabaña privada.



Desde la CARNICERIA ANTELO, de CORCUBION nos ofrecieron un excelente lacón, la grasa infiltrada nos recuerda, con cierta distancia, al siempre alabado cerdo ibérico...






Jose Luis Antelo, además de carnicero, es propietario de una explotación ganadera de Corcubión, que da cobijo a más de 250 animales, entre los que hay 20 madres de cerdo celta. “A muchos ganaderos no les compensa económicamente su manutención, pues esta raza de cerdo, aunque es más jugoso, tiene menos carne. Este producto es más caro que el convencional", afirma el ganadero.


EL TERCERO DE LOS PRODUCTOS DEFENDIDO POR LA INICIATIVA SLOW FOOD ES

LA CENTOLLA DE LIRA.-

Esta presentación me entusiasmó, ignoraba el sistema de pesca sostenible que utilizan: “con gancho e espello”





El escritor senegalés Baba Dioum, a finales del siglo pasado escribió:

"Después de todo, conservamos lo que amamos. Sólo amamos lo que comprendemos. Solamente comprendemos lo que nos enseñaron...”


http://www.mardelira.net/es/lacofradia/lacofradia/





El espejo es una caja de madera que adquiere el aspecto del tronco de una pirámide, cuya base más amplia es un cristal. Su altura es de 60 cm., la base media suele ser alrededor de 40 cm. En la parte superior tiene unos orificios que sirven para agarrar el artefacto. La zona estrecha sirve de mirador y la ancha, donde va instalado el cristal se coloca dentro del agua.

El pescador ve el fondo marino con claridad hasta diez metros, dependiendo principalmente de la claridad de las aguas y de la composición del fondo. En circunstancias normales, el marinero va observando el fondo a través del espejo y comprobando donde están las centollas. Cuando la centolla es identificada se captura utilizando un gancho o “bicheiro”.

De elaborar las degustaciones se encargó Xosé Cannas , quien contó con la colaboración de las responsables de los fogones de los restaurantes Casa Pila y O Xouba.




A pesar de tratarse un catering para mas de 80 personas, encontré fantástica la preparación de la centolla...




He de añadir que toda la Degustación se maridó con excepcionales caldos:


Un delicioso Mencía da Ribeira Sacra (acompañando al “Porco Celta”) y un desconocido aunque interesante Albariño (que en mis apuntes figura como “Viño do Rei”, aunque ha resultado infructuosa la búsqueda de tal definición en Internet) servido junto a la Centolla. Ambos vinos fueron presentados por el sumiller Alonso Martínez.

martes, 13 de abril de 2010

LABORATORIO GASTRONOMICO EN VIGO.-


A través de varios post que desde el año pasado vengo publicando, estoy segura de que muchos de vosotros habréis oído hablar de DON CHIRINGO, en la calle Luis Taboada, 9 de Vigo (Telf. 986 22 87 05)

http://laprendizdechef.blogspot.com/2009/06/don-chiringo-vigo.html


Os diréis… la aprendiz debe tener algún negocio a medias con la gente de Don Chiringo, si no, es imposible tanta publicidad…

No, no se trata de eso, os confesaré que ha sido hace muy poco cuando comenzó una relación más personal con Arantxa, el alma de Don Chiringo, cosa que comprenderéis perfectamente, pues después de todo, desde hace un mes me prepara la comidita a diario…y eso une...
Lo que realmente me llamó la atención de este espacio gastronómico es la intensidad y ganas que tanto Arantxa como D. Santiago, su padre, ponen en cada una de sus iniciativas.

En poco tiempo han comenzado a desarrollar su idea de catering, servido tanto al trabajo como a casa, incluso a tu barco… sin descuidar en absoluto el negocio de restauración que tienen entre manos.

Su profunda preocupación por la calidad en el producto y su constante búsqueda de nuevas ideas y de convertirse en un referente importante en el sector les ha llevado a contactar directamente con HERMANOS PORTELA, empresa que trabaja bajo la primera marca colectiva de pulpo procedente de pesca artesanal: POLBO DAS RÍAS que garantiza su origen desde su captura en nuestras rías, bajo el amparo de la Cofradía de Pescadores San Martiño de Bueu. (Prometo próximo post con cumplida información al respecto)






Pues la última de DON CHIRINGO ha sido preparar un LABORATORIO GASTRONÓMICO, donde experimentar con diferentes elaboraciones del preciado PULPO DE LA RIA, todo ello regado con DAVIDE, un albariño que desconocía y que por los comentarios creo merece la pena probarlo.

http://vinosdepagoyautor.com/vino.php?id=32


A esta innovadora velada asistieron desde uno de los Hermanos Portela, proveedores del producto homenajeado, cocineros de la envergadura de Pepe Solla (Casa Solla) y Xosé Torres Cannas (Pepe Vieira - Camiño da serpe), blogastrónomos de la talla de: Jorge Guitián (gourmetdeprovincias.blogspot.com), Berta Castro (elsabordelodulce.blogspot.com) y como no Carmen Albo (guisandomelavida.blogspot.com), la cual, además de excelente fotógrafa me consta es una estupenda cocinera y ejerció labores auxiliares para la chef de DON CHIRINGO.

También nosotros estábamos invitados a tan excepcional evento, pero un inoportuno viaje a la ciudad herculina no nos permitió darnos ese gusto.

Por eso le he robado con todo el descaro está imagen a Carmen Albo…




Si deseáis contar con información de primera mano os dejo dos estupendos enlaces:

Fotografías con comentarios de Carmen Albo: http://www.facebook.com/#!/album.php?aid=198693&id=178247897007


Excelente post de Jorge Guitián:
http://gourmetymerlin.blogspot.com/2010/04/presentacion-de-pulpo-en-don-chiringo.html


Para terminar he de confesaros que soy una privilegiada, con anterioridad tuve la oportunidad de degustar dos de los platos presentados: la empanada de pulpo con tetilla, y la ensalada de pulpo con vinagreta de remolacha y lascas de San Simón, ambos fantásticos...

domingo, 11 de abril de 2010

COCINAR SOBRE PIEDRA.-


En la prehistoria, el ser humano comenzó alimentándose con productos crudos, sin ningún tipo de transformación. Con el descubrimiento del fuego, descubrió las ventajas de “cocinar” aquellos alimentos de los que disponían: sobre todo en el caso de la carne, quedaba más tierna una vez sufrida aquella purificación del fuego...





Comenzaron con rudimentarias varillas que se colocaban apoyadas en dos soportes verticales y la carne entraba directamente en contacto con el fuego. Imaginamos que la mayor parte de las veces la carne o bien se achicharraba, o evitando el exceso quedaría cruda...




Suponemos que ese es el momento cuando el hombre descubre que si hay un elemento entre fuego y carne que transmita el calor y al mismo tiempo proteja el producto del fuego directo, los alimentos resultarán muchísimo más satisfactorios...





Desde nuestra visita a CASA PENAS en San Ramón de Moeche (A Coruña), donde disfrutamos de la experiencia de cocinar la carne sobre una piedra sometida a una fuente de calor, me propuse conseguir tal invento para mi propia casa.





En el soporte inferior de la parrilla están los quemadores de gas, aunque es interesante calentar previamente la piedra en el horno, para que conserve mejor el calor...





Y aquí está la pieza que prepararemos sobre esta “plancha de piedra”...





Un precioso ejemplar de Chuletón que presentaba una carne brillante, de un rojo intenso y con toda su grasilla infiltrada...





Previamente sellaremos el chuletón, a fuego muy vivo, vuelta y vuelta en la sartén y prepararemos las porciones que los comensales irán cocinando sobre la piedra.




Sobre la plancha ya caliente desplazaremos una porción de la grasa de la propia carne, para intensificar el sabor de ésta...





Y cada uno que se prepare la carne a su propio gusto...


Una manera diferente y divertida de cenar. La idea me recuerda a la “fondue”, donde en el centro de la mesa se coloca una cacerola que utilizan todos los comensales, los cuales utilizando cada uno un pincho metálico diferente introducen pan en queso fundido (típica), o bien, en aceite caliente se introducen trozos de carne de ternera (bourguignonne).