domingo, 13 de febrero de 2011

NIÑOS A LA COCINA: LA MOUSSE DE LIMON DE BORJA.-


Es indudable el interés que en los últimos tiempos se manifiesta por introducir a los niños en el mundo gastronómico. La enorme preocupación que nos asalta con respecto a los hábitos alimenticios de nuestros pequeños nos induce a buscar opciones que nos faciliten nuestra labor de alimentarlos apropiadamente, de enseñarlos a disfrutar de la comida sana.
Aunque pensemos lo contrario, la mente de los niños está siempre receptiva a los estímulos. Fui testigo del rotundo éxito de la iniciativa del FORUM SANTIAGO 2010 con sus talleres infantiles, donde se buscaba que los niños elaborasen platos y pinchos fríos utilizando productos sanos seleccionados. Si este tipo de proyectos comienzan a multiplicarse quizás podremos contemplar como geniales profesionales culinarios entran en los colegios para seducir a nuestros niños e introducirles en el deleite gastronómico.
Pero aunque parezca un tema muy innovador, la curiosidad infantil por la cocina existe desde tiempos inmemoriales, y aquí viene la explicación del título del post.



 Hace unos quince años, mi primo Borja, que entonces contaba doce primaveras,  nos sorprendió a todos con la elaboración de una exquisita MOUSSE DE LIMÓN. Os confesaré que ignoro el lugar de procedencia de la receta, entonces este blog por supuesto no existía, pero no dudé en apuntármela en una de las múltiples libretas donde recopilaba cuanta receta caía en mis manos.
Hace unos días cuando tomé de nuevo aquel cuaderno leí: MOUSSE DE LIMÓN DE BORJA y no pude evitar sonreír.  Hoy Borja ejerce la medicina y no ha perdido un ápice de su interés por la buena comida, en cuanto a mí, ya sabéis que no tengo demasiada facilidad en la confección de postres (defecto que lucho por enmendar), pero la sencillez en la ejecución de esta dulce tentación y el éxito que siempre he obtenido cuando la preparaba convirtió la receta en una de mis favoritas.
  Hacía varios años que no la elaboraba y hoy, en honor a Borja y, como siempre pensando en compartirla con vosotros, ahí os dejo en exclusiva la receta.

MOUSSE DE LIMÓN DE BORJA.-

Vertemos en un bol cuatro yogures naturales.



Añadimos un bote de leche condensada pequeño (375 grs.)

  


Exprimimos dos limones e incorporamos el zumo a la mezcla.

  

Lo batimos hasta que todo esté bien amalgamado, con movimientos enérgicos para introducir aire en la mezcla.




Servimos en las copas y a la nevera a enfriar durante dos o tres horitas.




Sólo nos queda disfrutar…

 


Fácil y resultón, animaos a prepararlo con vuestros niños, os garantizo que aparte del mero disfrute del paladar, la enorme satisfacción de los críos al observar el exitoso resultado de su trabajo no tiene precio.


1 comentario:

  1. ¿Sabes cómo le llamaba mi madre a este postre? El "quita-grasas" jajaja, increíble que algo con tanta leche condensada le ponga ese nombre. Ironía, quizá?... Eso sí, como dices, esta tan buenisisisimo como fácil resulta hacerlo. Buen apunte Gaia!!
    Y sobre lo que dices de las clases de cocina para niños, soy de la opinión de que debería ser una materia optativa o incluso aportarse como clase extra-escolar. No hay mejor manera de concienciar a un niño sobre lo que come que involucrarlo en el tema.

    ResponderEliminar