domingo, 26 de junio de 2011

CACHOS Y SARDINAS: SAN XOAN EN PANXÓN (PONTEVEDRA)


“CACHOS: HERBAS DE SAN XOAN”

“En torno de las grandes hogueras, danza y canta la multitud, indicando el carácter purificador  de que se las cree dotadas el salto que dan jóvenes y doncellas por encima de las llamas. Los fuegos, como las canciones,  se responden los unos a los otros; brillan en las alturas y en los llanos. Tenemos aquí las hierbas de San Juan, que puestas a serenar en el agua, la comunican las condiciones salutíferas de que están dotadas…”

GALICIA SUS MONUMENTOS Y ARTES – SU NATURALEZA E HISTORIA
Manuel Murguía, 1888



Desde hace varios años, vengo festejando la noche de San Xoan en casa de mis cuñados, Marci y Susana, en Panxón. En esta ocasión, me gustaría compartir con vosotros dos de las tradiciones que allí se celebran: hierbas de San Juan y sardinas…
En cuanto a las “hierbas”, es costumbre recoger hierbas y  plantas aromáticas (ruda, hierba luisa, laurel, hojas de naranjo, de higuera…) y añadirles pétalos de flores, porque el aroma de ese “feixe de herbas” también llamado “cacho” es insoportable para los espíritus malignos y consigue alejarlos. La noche de San Xoán, se sumergen las hierbas en un recipiente lleno de agua para que el santo las bendiga y allí se quedan hasta la mañana siguiente. Al levantarse a la mañana siguiente hemos de lavarnos la cara con el agua del recipiente, impregnado del aromático perfume de las “hierbas”,  consiguiendo así una protección que nos resguardará hasta el próximo “San Xoán”…
 

“SARDIÑAS”



“La sardina es el único pescado que el gallego, que yo sepa, viene asando desde siempre, -aunque en algunos lugares se asen las caballas y los pulpos pequeños-. Las sardinas están “en comida” en el verano. El refrán que dice que “por San Xohán a sardina pinga o pan”, no quiere decir que San Xohán sea el momento mejor de las sardinas, sino que es entonces cuando comienza la sardina a ser apta para ser comida, a mojar el pan con su grasa. Las sardinas que van a ser asadas pueden ser frescas, tal como vienen del mar, pescadas a unas pocas millas de la costa, o “revenidas”, en salazón. Yo prefiero las primeras, en la parrilla, sobre un brasero de sarmientos, que todos están de acuerdo en que ese es el fuego     que mejor les va, y saladas con sal gorda. Y no es lo mismo asadas en la plancha que en la parrilla…”
A COCIÑA GALEGA

Álvaro Cunqueiro, 1973



¿Quién mejor que Don Álvaro Cunqueiro para describir el disfrute de una sardina?


1 comentario: