sábado, 25 de junio de 2011

FINA CASALDERREY: SABORES DE LA INFANCIA TATUADOS EN LA PIEL DEL ALMA – CAFÉ DEL MARCO - VIGO

Ayer acudimos a la última sesión de la temporada de CAFÉ VOLTAIRE. O SABOR DAS LETRAS, el ciclo de encuentros gastronómico-literarios que organizan la Fundación Carlos Casares y la Agrupación de Amigos del MARCO. En esta ocasión pudimos saborear las palabras de Fina Casalderrey, recién nombrada PONTEVEDRESA DEL AÑO y cuya trayectoria literaria se centra en la narrativa infantil y juvenil, habiendo publicado, asimismo, varios libros de Gastronomía, en calidad de  –como a ella misma le gusta definirse-  “etnógrafa vocacional”.



LA COCINA DE LA LITERATURA. UN VIAJE A GRANDES ZANCADAS

El título del post : “sabores de la infancia tatuados en la piel del alma” fue la tarjeta de presentación que empleó la escritora para captar toda nuestra atención, y la misma sensibilidad empleada en tal sentencia adornó toda la velada. Con sinceridad disfruté enormemente de la sesión, la cual me permitió descubrir la ternura presente en Fina Casalderrey, tanto en recuerdos de niñez como en su experiencia como profesora durante más de treinta años. Es esa emotividad, sin duda, la que se refleja en sus escritos y que la ha convertido en una figura imprescindible en la literatura infantil-juvenil, no sólo aquí en Galicia, sino a nivel nacional.



Como no podría ser de otra forma, nuestro viaje estuvo salpicado de multitud de referencias gastronómicas y anécdotas de la mano de Fina Casalderrey, así como su acertado reflejo culinario, obra de Miguel Oliveira,  chef del Restaurante del Museo Marco, y su equipo.
Comenzó Fina Casalderrey haciéndonos partícipes de su condición de “vampira”, haciendo referencia a la utilización de la sangre de cerdo en la cocina tradicional gallega (morcillas, filloas). Rememoró la Morcilla dulce que preparaban en su casa… Y sus historias me hicieron recordar aquella morcilla dulce con pasas y piñones que colgaba detrás de la puerta de la cocina cuando éramos niños y que íbamos comiendo a escondidas sin necesidad de freírla y la cara de asombro de mi madre al observar que había desaparecido la mitad del apreciado embutido.

MILHOJAS DE PATATA Y MORCILLA DULCE



Un exquisito bocado.
Me llamó especialmente la atención la referencia de Fina Casalderrey sobre la utilización de “sangre de pollo”, pues ignoraba que por estos lares se emplease otra sangre que no fuese la del cerdo.

“ROXONS” (CHICHARRONES) SOBRE TOSTA FRITA


“La literatura es como la sal, le queda bien a todo”



“Roxóns” son pedazos de carne, con más o menos grasa o de fibra tostada que queda tras derretir las grasas del cerdo en el proceso de elaboración de la manteca. Curiosamente me vino a la mente el sabor de la “ropa vieja” que preparaba mi abuela con la carne sobrante del cocido…

CAÑAS DE BACALAO



Al capítulo del bacalao en Galicia dediqué en su día una entrada asociada a la obra de Picadillo. Muy arraigado en la cocina tradicional gallega, recordaba y me hacía recordar Fina Casalderrey haber probado pedacitos de bacalao seco, salado, antes de ponerlo a remojo para consumir…
Realmente fantástica la brandada de bacalao que rellenaba las cañitas, emulando las tradicionales cañitas fritas rellenas de crema

EMPANADA DE SARDINAS
Víspera de San Xoán, otra forma de degustar la tradicional sardina…


Sobre la empanada Fina Casalderrey tiene mucho que decir. Junto a Mariano García recorrió nuestra tierra, investigando tanto historia como cultura, para dibujar la importante travesía de uno de los platos emblemáticos gallegos concibiendo: EL LIBRO DE LA EMPANADA.

ESPUMA DE SETAS SOBRE TIERRA DE ALMENDRAS


Las setas estaban considerados alimentos prohibidos en la cultura gastronómica gallega, la escritora nos comentó que se las denominaba: “pan de culebra”, y en antiguos tiempos todos sabían que era un riesgo consumir un producto con el que se alimentaban los ofidios…
Afortunadamente esa superstición ha sido ya superada, de lo contrario no hubiésemos degustado la fantástica crema de intenso sabor a boletus que nos presentaron sobre un lecho de pan y almendras desmigadas…

PROIA DE MORAS SILVESTRES

La “proia” es un tipo de torta de Pontedeume y Ferrol (una versión de la coca catalana)



Más recuerdos de la infancia… Fina Casalderrey nos muestra un “tutelo” (parte del tallo de una caña comprendido entre un nudo y otro) donde guardaba las moras y fresas silvestres recolectadas al borde de los caminos para degustarlas llenando toda la boca…
 


Desde las Cantigas de Alfonso X el Sabio, donde se menciona la empanada por vez primera, las superficies donde se servía la comida, confeccionadas con masa en el S.XII  y que precedieron a los actuales platos, referencias gastronómicas en el Libro del Buan Amor, la obra de Rosalía de Castro, las actitudes gastronómicas de Leonardo da Vinci, el origen de la restauración… FINA CASALDERREY nos ofreció efectivamente un viaje a grandes zancadas que nos presentó la constante unión de gastronomía y literatura a lo largo de la historia.


Daniela Sarraíno, presidenta de la Agrupación de Amigos del MARCO con los dos protagonistas del evento: Fina Casalderrey y el cocinero Miguel Oliveira.

Tan sólo un apunte más, también la emoción de la literatura infantil se incorporó a la velada, y Fina Casalderrey nos regaló un precioso fragmento de su obra “Eu son eu” (Yo soy yo), en el que una niña habla de su bisabuela, víctima de Alzheimer, y nos cuenta como se pierde asustada en la cocina, hace sopa con jabón y lava los cacharros con chorizo, pero cada vez que la niña se aproxima a ella y la besa, la anciana parece reconocerla y le dice “Ah, es ti! (Ah!, eres tú!), “porque a bisavoa sabe que eu son eu”.

2 comentarios:

  1. que interesante, que envidia sana, un buen menú y una anfitriona de lujo

    ResponderEliminar
  2. Hola Rocío, la verdad es que fue un gustazo, el menú estupendo y la oradora genial!!!

    ResponderEliminar