viernes, 23 de septiembre de 2011

Descubriendo la feijoa, una fruta tropical cultivada en Pontevedra…

Ayer David me sorprendió con una fruta para mí desconocida: FEIJOA o ACCA SELLOWIANA que a pesar de su origen tropical se cultiva aquí en Galicia.



Una fruta sumamente curiosa, de perfumado aroma y con una pálida y jugosa pulpa que nos deja un sabor diferente, con cierto regusto ácido que podría recordarnos el gusto de la piña o al kiwi, aunque investigando he recogido otras opiniones: «A mí me sabe a jarabe infantil», «Sabe a todo, a plátano, a fresa...».
Personalmente os diré que su gusto me resultó muy agradable y sorprendente, por lo que me puse a investigar sobre este curioso fruto que no había visto en mi vida.
A través de la ESTACION FITOPATOLÓXICA DO AREEIRO, centro dependiente de la Diputación de Pontevedra, he localizado algunos apuntes que me gustaría compartir con vosotros…


La feijoa sellowiana Berg es una planta leñosa de la familia Myrtaceae que crece espontáneamente en varios países sudamericanos, donde se la conoce con los nombres de “Guayabo del país” o “Guayabo del Brasil”.


Se introdujo en Europa a finales del siglo XIX a través de Francia. Apareció en esa misma época en Galicia y Cataluña y también se encontraron ejemplares de esa época en California o Nueva Zelanda.
La feijoa es un árbol de hoja perenne, que suele alcanzar una altura de 2 a 4 metros. Presenta hojas elípticas con bordes enteros de color verde oscuro brillante en el haz y gris en el envés, proporcionando una gran belleza al árbol. Sus flores son muy vistosas, con pétalos carmín y largos estambres de color rojo intenso.
Aquí en Pontevedra, los frutos comienzan a madurar entre Octubre y Noviembre (aunque ahora estamos en Septiembre y yo ya he tenido la oportunidad de degustarlos…)



La feijoa es muy rica en potasio, yodo, vitamina C, fibra y sales minerales, no tiene grasa ni colesterol, y posee propiedades antimicrobianas y antioxidantes, por lo que su consumo es altamente recomendable.
Animaos y probadla…


10 comentarios:

  1. La verdad que parece interesante esta fruta.
    Estaré atento para poder conseguirla y catarla.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. yo hace años que tengo una en la huerta y principalmente las uso para ambientador casero antes de consumirlas, pones un frutero con ellas en la entrada de casa y te huele toda la casa a dulce. Luego el consumo lo hago en fresco este año experimentare un poco más con ellas.

    ResponderEliminar
  3. Que interesante!!!!nunca lo había oido, asi que te agradezco esta entrada profundamente porque me has contado cosas muy interesantes.

    Un saludo!!,
    Silvia.

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que nunca había oído hablar de la feijoa y mucho menos la había catado, ya nos contarás de tus experimentos Rocío, estaremos atentos...

    ResponderEliminar
  5. Yo los descubrí hace poco en Pontevedra a traves de mi suegra. Tienen un sabor especial pero a mi me gustan.

    Lo he probado como aroma de un buen Gin Tonic y funciona.

    ResponderEliminar
  6. Una interesante idea la del Gin Tonic, sobre todo por lo perfumado de la fruta. Lo probaremos, muchas gracias por la sugerencia.

    La aprendiz de chef

    ResponderEliminar
  7. Hoy encontré en el mercado en Santiago de Chile esta fruta, me pareció algo cítrica por su aroma y sabor, claro tiene bitamina C, la encontré con un parecido al Kiwi y a la Guayaba que se dá abundantemente en el norte de Chile, en general muy aromática y fresca, me comi 8 de una sentada, bueno la recomiendo, adios.

    ResponderEliminar
  8. Esta fruta es típica del departamento de Boyacá, al norte de Bogotá, Colombia. Allí la preparan de múltiples formas: mermelada, caramelos, pasteles, tartas, sabajón (un licor parecido a la crema de whisky o de orujo con color verdoso).
    A mi como más me gusta es batido con leche.

    ResponderEliminar
  9. Alguien hizo mermelada incluyendo la monda? Con las naranjas se hace y no creo que valga la pena desperdiciarla.

    ResponderEliminar