lunes, 5 de septiembre de 2011

EMPEZAMOS SEPTIEMBRE…


Siempre he asociado el mes de Septiembre al comienzo de un nuevo año. Aunque hace ya tiempo que finalizó mi etapa estudiantil, me sigue pareciendo que el fin del verano, el acortamiento de los días y –desde que trabajo-  el término de la jornada intensiva está irremediablemente ligado al inicio de un nuevo período.



Revisando hoy el blog me he percatado de que lo que comenzó como un libro para archivar recetas se ha convertido en un auténtico diario de bitácora, reflejando a la perfección mis situaciones, estados de ánimo y sensaciones. Este año ha sido más bien flojito en cuanto a publicaciones: mientras otros años he escrito más de cien posts, en este 2011, a tres meses de finalizar el año, apenas ascienden a cuarenta y dos… Y lo mismo ha ocurrido con mis trabajos literarios…


“Consideremos la maravillosa señal que se ve en las regiones del oriente, esto es, en las partes de Arabia. Hay un ave, llamada fénix. Esta es la única de su especie, vive quinientos años; y cuando ha alcanzado la hora de su disolución y ha de morir, se hace un ataúd de incienso y mirra y otras especias, en el cual entra en la plenitud de su tiempo, y muere. Pero cuando la carne se descompone, es engendrada cierta larva, que se nutre de la humedad de la criatura muerta y le salen alas. Entonces, cuando ha crecido bastante, esta larva toma consigo el ataúd en que se hallan los huesos de su progenitor, y los lleva desde el país de Arabia al de Egipto, a un lugar llamado la Ciudad del Sol; y en pleno día, y a la vista de todos, volando hasta el altar del Sol, los deposita allí; y una vez hecho esto, emprende el regreso. Entonces los sacerdotes examinan los registros de los tiempos, y encuentran que ha venido cuando se han cumplido los quinientos años”
Clemente de Roma a los Corintios

Una vez más, al igual que el ave fénix, espero resurgir de las cenizas y comenzar una nueva y fructífera etapa…



2 comentarios:

  1. Estupenda intención y que lo podamos leer muchos
    Muacs dulces

    ResponderEliminar
  2. Gracias Berta, ahora mismo reanudo!!!
    Un besazo!!
    Mercedes.-

    ResponderEliminar