sábado, 26 de febrero de 2011

EL COCIDO GALLEGO, ALVARO CUNQUEIRO Y MI ABUELO BERNARDO.-


¿Habéis sentido alguna vez  esa extraña percepción que os indica que es el momento apropiado para emprender una actividad?

Esto me ha ocurrido precisamente hoy. Leía en Facebook  esta mañana un anuncio del programa “COME E FALA”:

“Desde la plaza de la Iglesia de Lalín, emitiremos un programa especial en la FERIA DEL COCIDO DE LALIN. Hablaremos con el profesor Xavier Castro, galardonado este año con uno de los premios de periodismo gastronómico “Alvaro Cunqueiro” por su libro “A mesa e manteis”. Hablaremos de la historia del cocido de Lalín y por supuesto de Cunqueiro…”

Tras el hallazgo de una fotografía muy antigua (luego lo comprenderéis), hacía mucho que pretendía escribir un post sobre Cunqueiro, de hecho tenía la excusa perfecta: este año se celebra el centenario de su nacimiento.  Al releer hoy la biografía de nuestro ilustre escritor me percaté de que el próximo lunes 28 de Febrero se conmemoran treinta años de su fallecimiento y me dije que éste era el instante preciso para, en una sola entrada, hablaros de la Feria del cocido de Lalín, de Álvaro Cunqueiro y de mi abuelo Bernardo, tres temas que aparentemente no tienen relación entre sí, pero que sin embargo están efectivamente vinculados.

 Sobre  ALVARO CUNQUEIRO  y su obra existen multitud de publicaciones e innumerables enlaces que os permitirán conocer a uno de los escritores más grandes del siglo XX. Una de las biografías que más me ha gustado ha sido la publicada por el Centro Virtual Cervantes (cuyo enlace he asociado al nombre).




La pluma de Cunqueiro abarca todos los géneros: poesía, narración, periodismo, y sus letras están escritas tanto en gallego como en castellano, pero de lo que no cabe duda es de que en toda su obra subyace un profundo amor a Galicia.  Precursor del realismo mágico, era un apasionado gastrónomo y sobre ello escribía con el mismo encantamiento, captando toda la esencia de la cocina que definía como una de las más sutiles y profundas invenciones del espíritu humano.

Publicó varios libros gastronómicos, pero no de simples recetas de cocina, los empapó de sensaciones que consiguen transmitirnos cultura y tradición y que nos convencen de que la cocina puede interpretarse como una auténtica búsqueda de felicidad.
En 1973 publicó su obra “A COCIÑA GALEGA”, y es aquí donde aprovecho la coyuntura para tocar el segundo punto y compartir con vosotros un par de fragmentos que dedica a “UN COCIDO”.

“Aunque en estos tiempos se lleve más el lacón, siempre se encontrará un hatajo de gallegos citándose para comer un cocido. Como se acostumbraba decir en el país, un cocido de cura. Un buen cocido lleva muchas cosas: lleva jamón y lacón, lleva carne fresca, lleva tocino y chorizos, lleva verdura – que pueden ser unos grelos pero puede ser también repollo-, y lleva gallina, y también lleva garbanzos. Y las patatas, por descontado… Hacen falta tres fuentes para servir un cocido, que en una va la carne de cerdo, en otra la gallina con la carne fresca, y en la otra las patatas con chorizos y garbanzos. Yo aún me acuerdo de cocidos, cuando era niño, en casa de mis abuelos, en Riotorto, en la vieja tierra luguesa de Miranda, que también venía a la mesa otra fuente con castañas cocidas, peladas de todo, y con ellas una pelota de carne picada con su huevo duro y su ajo”



Y hablando de cocido… La FERIA DEL COCIDO DE LALIN es una fiesta gastronómica que se celebra todos los años el domingo anterior al domingo de Carnaval. En 1968, los alcaldes de los seis ayuntamientos de la comarca del Deza (Lalín, Silleda, Vila de Cruces, Rodeiro, A Golada y Dozón), plantearon la idea de promocionar los productos típicos de la zona (hace nada menos que cuarenta y tres años ya se planteaban iniciativas que hoy parecen estar de última moda).
Estrenando este año 2011 su nombramiento como Fiesta de Interés Turístico Nacional, la Feria es una cita gastronómica ineludible en el panorama gallego. Cerdo, carnaval y tradición se alían para difundir las riquezas culinarias de nuestra más secular cocina de invierno.
Con un apretado programa que incluye el pregón de la periodista y presentadora Mariló Montero (La mañana de la 1 de TVE), aparte del mero placer gastronómico, los actos incluyen desfiles de carrozas, charangas y comparsas.
Este domingo 27 de Febrero, muchos seguiremos la 43º EDICION DE LA FERIA DEL COCIDO DE LALIN.
Y para terminar, comparto con vosotros el último punto a tratar en este post y que es el más especial para mí pues me gustaría hablaros de mi abuelo materno, Bernardo Iglesias Vázquez.



Es curioso el funcionamiento de la mente y la memoria, apenas recuerdo detalles de mi infancia, pero tengo grabado el ir paseando de la mano de mi abuelo por la calle Elduayen y el Paseo de Alfonso y cerrar los ojos, supongo que embargada de confianza y porque me encantaba descubrir el camino avanzado. Él se enfadaba, pobrecito,  pues ya no estaba para muchos trotes. Murió joven, se lo llevó un cáncer de mandíbula cuando tenía 60 años y yo apenas había cumplido los dos.



La foto es muy mala, pero es la única que conservo con el abuelo.
Me hubiera encantado haber tenido la oportunidad de conocer al abuelo. Sus hijas le describen como el mejor de los padres. Funcionario de Telégrafos desde su juventud, era un personaje sumamente culto que leía obras publicadas en Argentina prestadas por su círculo de amistades. Son muchas las anécdotas que me han transmitido sobre el abuelo Bernardo, mi madre recuerda que siendo muy niña le enseñó el Himno de Riego y que luego ella cantaba en las Carmelitas con el consiguiente escándalo por parte de las asombradas monjas… Pero de lo que pretendo hablar en este post es del anteriormente mencionado “círculo de amigos”.
 En aquellos tiempos de “chiquiteo” se movía mi abuelo por tascas varias, siendo el “ELIGIO” una de las que más frecuentaba. Artistas y escritores se daban cita en la ya emblemática taberna donde se consumían cultura, tertulia y vinos a partes iguales. Allí entabló amistad con Castroviejo, Cunqueiro y alguno más que el paso del tiempo ha borrado de la memoria de sus hijas.
Recordaba mi madre que en estas compañías se desplazaba el abuelo hasta los soportales del Berbés – ella le llamaba peirados – donde se dedicaban homenajes gastronómicos a base de antológicas caldeiradas de pescado. Cuando este año mi tía Mary encontró esta foto, coincidiendo con el centenario del nacimiento de Cunqueiro,  he de admitir que me emocioné bastante pues existía un testimonio gráfico que apoya mi teoría de que, en muchos aspectos, soy digna heredera de mi abuelo Bernardo, ja, ja, ja…



Hoy he visto este documento grabado tres años antes de la muerte de Alvaro Cunqueiro. Si tenéis una horita libre no os lo perdáis, realmente merece la pena escucharlo, no me extraña que a mi abuelo le agradasen tales compañías…


 

jueves, 24 de febrero de 2011

DESCUBRIENDO LA FRUTA DE LA PASIÓN (ó MARACUYÁ)





Cuenta la leyenda que una bella joven española llegó a las tierras de los guaraníes en compañía de su padre, capitán del ejército de las Españas.





Se enamoró la muchacha de un aborigen guaraní que le correspondía y tiernamente la llamaba Mburukujá. Su padre, sin embargo, tenía otros planes para ella pues deseaba que desposase con otro cargo militar al servicio de su majestad el rey de España.

Ella confesó a su padre su amor por el guaraní, pero el capitán, inflexible, no sólo confirmó su decisión, sino que para más sufrimiento la condenó al encierro en la casa familiar hasta su cristiana boda.

Su joven amado no se rindió y todas las noches acudía a visitarla y en la oscuridad del jardín tocaba para ella la más dulce de las melodías que brotaba de su flauta.




Mburukujá se alegraba de escuchar aquellos sones que le confirmaban que la llama del amor no se había extinguido. Mas una noche la música de la flauta no sonó, y extrañada la joven observó que una vieja india se agazapaba entre los matorrales. Era la madre de su enamorado. Ésta le conto que el muchacho había sido asesinado por el propio padre de la chica.


Mburukujá enloqueció de dolor y siguió a la anciana hasta donde se hallaba el cuerpo de su amado, tomó una de sus flechas y la clavó en medio de su pecho, no sin antes rogarle a la anciana que les enterrara juntos para toda la eternidad. Así lo hizo la guaraní y no transcurrió mucho tiempo antes de que los aborígenes que recorrían aquella zona hablasen de una extraña planta que nunca antes se viera y que brotaba de la tumba de los amantes. De aquella enredadera surgían unas extrañas aunque hermosas flores que se cerraban al anochecer y renacían al salir el sol…




Preciosa leyenda.


La versión cristiana del origen de la FLOR DE LA PASIÓN, atribuida a los jesuitas, no posee tal romanticismo: se identifican los elementos de la flor con la pasión de Cristo: corona de espinas, tres clavos, cinco llagas y las cuerdas con que ataron a Jesús en el Calvario. En este mismo sentido existe otra interpretación que añade más elementos: la suma de sus cinco pétalos y de sus cinco sépalos simbolizarían a los apóstoles con la excepción de Judas y Pedro que lo traicionaron y negaron respectivamente.


El maracuyá o flor de la pasión (Passiflora edulis) es una planta trepadora, nativa de las regiones subtropicales de América, aunque igualmente crece con facilidad en climas templados (de hecho, aquí en el sur de Galicia, luce en los jardines de mi tía Mary y mi cuñada Susana)




Su fruto, fue descubierto en Perú hacia 1569 por Monardes, médico español que documentó la utilización que realizaban los indígenas de fruto y planta.

Os confesaré que aunque en ocasiones había oído hablar de la fruta de la pasión ó maracuyá, nunca la había degustado hasta hace unos días, cuando Arantxa de Don Chiringo me envió un aperitivo muy especial…




Realmente nos sorprendió, el langostino -en su punto- se hallaba bañado por una salsa espesa, gelatinosa, de un tono amarillo-naranja, con gusto cítrico, ácido, y un perfumado aroma. Aunque quizás el sabor ácido es el que menos aprecio, la combinación me pareció extraordinaria e innovadora.

Naturalmente, ante mi reciente descubrimiento, no pude dejar de investigar sobre este tropical producto, y por lo que he podido averiguar, aparte de zumos y helados (que también degustamos en España), en América son muchas las aplicaciones del maracuyá en cocina, afirmando algunos que, en ocasiones, sustituía al limón en la preparación del afamado ceviche. Aunque he leído que se utiliza con pescados y mariscos, las recetas que más frecuentemente se repiten son las de refrescantes cócteles o deliciosos postres.




Si no conocéis la FRUTA DE LA PASIÓN no dejéis de probarla, y si os atrevéis a  confeccionar un postre diferente os dejo un enlace de nuestra dulce Berta Castro, francamente apetitoso…



domingo, 20 de febrero de 2011

TRES SABORES EN UNA PIZZA.-

Si tuviéramos que determinar un plato conocido y consumido prácticamente en todo el mundo éste, sin duda alguna, sería la PIZZA.
Su simplicidad y la enorme variedad de los ingredientes que se incorporan sobre la fina masa le confieren ese estatus que hoy ocupa en la cocina global.



Podemos afirmar con seguridad que la historia de la pizza está indudablemente ligada a la del pan y para ser más exactos a la utilización de panes planos sobre los que se colocaban ingredientes en la parte superior.

Algunos opinan que el vocablo “pizza” procede del verbo “pinsere” que significa aplastar. Esta definición haría referencia a la forma de elaborar la masa de la pizza: pan aplastado.

La antigua “focaccia” italiana se remonta a los etruscos, los griegos preparaban un pan plano decorado con hierbas, ajo y cebolla y en la cocina mediterránea española se cocinaban las cocas…

Pero de lo que existen pruebas irrefutables es que la pizza, tal y como se conoce en la actualidad, procede de Nápoles (Italia), naciendo en el siglo XVII como un plato humilde y con una composición bastante menos variada de las que se preparan hoy en día. Fue en el siglo XVIII concretamente en 1734 cuando se comenzó a hablar de la famosa Pizza marinara (tomate+ajo+aceite+orégano).





El ingrediente que se incorporó más tardíamente a la pizza, aunque parezca increíble, fue el tomate. Curiosa resulta la apreciación gastronómica que se le dio a este fruto a su llegada a Europa procedente de las Américas. Por lo visto, a su llegada a Italia, el prestigioso Pier Andrea Mattioli, del jardín botánico de Padua, constató la pertenencia del tomate a la familia de las solanáceas, cuyos frutos más conocidos por los europeos de la época: mandrágora, beleño o belladona se consideraban altamente tóxicos… Durante siglos, el tomate se consideró poseedor de infinidad de propiedades totalmente opuestas a su utilidad en la cocina y su uso era puramente ornamental.

Afortunadamente, a finales del siglo XVIII, ignoramos si buscando nuevas experiencias culinarias, o quizás fruto de la necesidad, comenzó a añadirse salsa de tomate sobre un pan plano.


En 1830 comenzaron a aparecer en la ciudad de Nápoles restaurantes-pizzerias. Poco a poco la pizza fue extendiéndose por toda Italia y pasando a ser consumida, variando los ingredientes con la utilización de productos locales, incluso por las clases más privilegiadas.




En 1984 nace la Associazione Verace Pizza Napoletana en defensa de la auténtica pizza napolitana, reconociendo solo la marinara y la margherita como tradicionales y con estrictas normas de elaboración.
Personalmente os confesaré que no me vuelven loca ni las pizzas congeladas ni las refrigeradas, y exceptuando las de un par de establecimientos que me han agradado (La Tagliatella y Cambalache), son pocas las que consumo procedentes de franquicias.
Me encantaría confeccionar una pizza en su totalidad, masa incluida quiero decir, pero a la espera de que me atreva a tan delicados procesos, recientemente he descubierto una masa fina para pizza de la marca Buitoni, que la verdad brinda unos resultados bastante satisfactorios.
Os ofrezco hoy uno de mis últimos experimentos, sencillito y que te puede solventar una cenita rápida. En mi pizza de tres sabores combino ingredientes que particularmente me gustan mucho.
La preparación es francamente facilita: Colocamos la masa sobre el propio papel de horno que incluye el paquete.



Extendemos tomate frito sobre toda la masa. Y repartimos los ingredientes en tercios: comenzamos con unas espinacas sobre las que colocaremos fresas espolvoreadas con pimienta, en el medio dos rulos de queso de cabra sobre los que añadiremos orégano y en el último “sector” incorporaremos champiñones (previamente salteados) con ajo picadito y parmigiano rallado.




La introducimos en el horno a unos 220º durante unos diez minutos, et voilà!




La verdad es que la disfrutamos. Una combinación de sabores para mi gusto deliciosa, pero lo bueno es que tú puedes prepararla con los ingredientes que más te agraden…

lunes, 14 de febrero de 2011

EL CARÍSIMO PERCEBE GALLEGO.-


Hoy he recibido un mail con un video adjunto titulado “percebeiros”. Ya había tenido la oportunidad de contemplar algún que otro documento televisivo en el que se reflejaba  el riesgo que diariamente corren estos mariscadores, pero este video en concreto me ha parecido de lo más impactante. 
 Los mejores ejemplares, los más apreciados PERCEBES,  se encuentran en las rocas más inaccesibles, allá donde el mar golpea más fuerte.
Por lo que he podido averiguar, las imágenes pertenecen al programa de la BBC HUMAN PLANET.
Un oficio duro y peligroso que ha costado la vida a muchos…  Para que luego alguien se atreva a afirmar que “el percebe es caro”.
(No olvidéis pausar la música de la página)
video

 

domingo, 13 de febrero de 2011

NIÑOS A LA COCINA: LA MOUSSE DE LIMON DE BORJA.-


Es indudable el interés que en los últimos tiempos se manifiesta por introducir a los niños en el mundo gastronómico. La enorme preocupación que nos asalta con respecto a los hábitos alimenticios de nuestros pequeños nos induce a buscar opciones que nos faciliten nuestra labor de alimentarlos apropiadamente, de enseñarlos a disfrutar de la comida sana.
Aunque pensemos lo contrario, la mente de los niños está siempre receptiva a los estímulos. Fui testigo del rotundo éxito de la iniciativa del FORUM SANTIAGO 2010 con sus talleres infantiles, donde se buscaba que los niños elaborasen platos y pinchos fríos utilizando productos sanos seleccionados. Si este tipo de proyectos comienzan a multiplicarse quizás podremos contemplar como geniales profesionales culinarios entran en los colegios para seducir a nuestros niños e introducirles en el deleite gastronómico.
Pero aunque parezca un tema muy innovador, la curiosidad infantil por la cocina existe desde tiempos inmemoriales, y aquí viene la explicación del título del post.



 Hace unos quince años, mi primo Borja, que entonces contaba doce primaveras,  nos sorprendió a todos con la elaboración de una exquisita MOUSSE DE LIMÓN. Os confesaré que ignoro el lugar de procedencia de la receta, entonces este blog por supuesto no existía, pero no dudé en apuntármela en una de las múltiples libretas donde recopilaba cuanta receta caía en mis manos.
Hace unos días cuando tomé de nuevo aquel cuaderno leí: MOUSSE DE LIMÓN DE BORJA y no pude evitar sonreír.  Hoy Borja ejerce la medicina y no ha perdido un ápice de su interés por la buena comida, en cuanto a mí, ya sabéis que no tengo demasiada facilidad en la confección de postres (defecto que lucho por enmendar), pero la sencillez en la ejecución de esta dulce tentación y el éxito que siempre he obtenido cuando la preparaba convirtió la receta en una de mis favoritas.
  Hacía varios años que no la elaboraba y hoy, en honor a Borja y, como siempre pensando en compartirla con vosotros, ahí os dejo en exclusiva la receta.

MOUSSE DE LIMÓN DE BORJA.-

Vertemos en un bol cuatro yogures naturales.



Añadimos un bote de leche condensada pequeño (375 grs.)

  


Exprimimos dos limones e incorporamos el zumo a la mezcla.

  

Lo batimos hasta que todo esté bien amalgamado, con movimientos enérgicos para introducir aire en la mezcla.




Servimos en las copas y a la nevera a enfriar durante dos o tres horitas.




Sólo nos queda disfrutar…

 


Fácil y resultón, animaos a prepararlo con vuestros niños, os garantizo que aparte del mero disfrute del paladar, la enorme satisfacción de los críos al observar el exitoso resultado de su trabajo no tiene precio.


jueves, 10 de febrero de 2011

CATA ADEGAS CASTRO BREY + MARIDAJE DEGUSTACIÓN EN MARINA DAVILA - VIGO


Resultó tan agradable nuestra visita a MARINA DAVILA durante la celebración del Fin de Año pasado que, cuando a través de su muro en Facebook publicitaron un nuevo evento que se celebraría a principios de este mes, consideré más que probable nuestra asistencia.

En la búsqueda de valor añadido a su cocina, MARINA DAVILA nos propone un MENU DEGUSTACIÓN maridado con los vinos y licores de Adegas Castro Brey, D.O. Rías Baixas. Previa a la degustación, se nos ofrece una presentación/cata gratuita con los vinos de CASTRO BREY que (los que decidiésemos quedarnos a cenar) disfrutaríamos posteriormente: el albariño SIN PALABRAS, de las cosechas 2008 y 2009 y sus aguardientes BOCABAJO.




La verdad es que no había probado nunca los caldos de esta bodega, lo que es cierto es que si hubo un Stand que nos llamó especialmente la atención el año pasado por estas fechas, durante el FORUM GASTRONOMICO SANTIAGO 2010, éste fue el de CASTRO BREY.



Fue precisamente en este escaparate donde ADEGAS CASTRO BREY presentó en sociedad una nueva aventura en la que se habían embarcado: su nuevo producto BOCABAJO, que dentro de la Denominación Geográfica Orujo de Galicia lanzaban con fuerza al mercado.




Su incorporación no pudo resultar más exitosa, obteniendo en el propio marco del FORUM dos premios InnoFórum 2010: Mejor packaging y presentación y Gusto más innovador.




En cuanto al tema de la presentación, sin duda la labor de las diseñadoras gráficas MARUJAS CREATIVAS (recientes ganadoras del premio GOURMAND al Mejor Diseño de un Libro de Cocina de España, por su diseño en el “LIBRO DE RECETAS DE SANTIAGO(è)TAPAS 2010”) ha sido simplemente genial. Responsables tanto del Stand como del diseño de la marca, han conseguido plasmar la esencia de modernidad con la que sin duda CASTRO BREY pretende dotar a un producto con tanta tradición en las mesas gallegas.




La presentación y cata resultaron estupendas. Alrededor de unas cuarenta personas nos reunimos atentas a las explicaciones de Ramón Blanco, director comercial de la firma y al mismo tiempo directamente implicado en la producción pues ADEGAS CASTRO BREY es ante todo una empresa familiar fundada en 1983 por la que han pasado ya tres generaciones.




Lo primero que llamó mi atención fue la situación geográfica de los viñedos de CASTRO BREY, tan alejados de la zona tradicional de cultivo de la D.O. Rías Baixas. Su albariño “SIN PALABRAS” nace de las uvas cultivadas en 12 hectáreas de base granítica, situadas en la ribera del río Ulla, en Camanzo (Vila de Cruces), a unos 25 kms. de Santiago de Compostela.




El trabajo que se realiza en ADEGAS CASTRO BREY constituye una auténtica fusión de trabajo artesanal: poda, atado de las viñas con bimbio (mimbre), recolección manual, etc. con técnicas avanzadas de fermentación controlada en cubas de acero inoxidable. Los vinos resultantes son embotellados tardíamente a fin de disfrutar de nuevos matices obtenidos con el paso del tiempo.
Toda la presentación de Ramón Blanco estuvo plagada de comentarios personales que pusieron de manifiesto su profundo conocimiento de todas las etapas que atraviesa el albariño así como su indudable amor al producto.
Como anécdota, nos comentó que SIN PALABRAS había sido seleccionado por BRITISH AIRWAYS para formar parte de una selección exclusiva de vinos que ofrecen a sus pasajeros de clase de negocios CLUB WORLD.
Degustaríamos en primer lugar las últimas botellas de SIN PALABRAS 2008, embotellado en formato bordalesa autor Mágnum (150 cl.) para posteriormente disfrutar de la cosecha 2009.



De la mano del polivalente Eduardo Ucha, sumiller, jefe de sala y además gerente de MARINA DAVILA, descubrimos los olores y sabores que escondían estos caldos con personalidad propia, diferentes a los vinos habitualmente amparados bajo la denominación de origen Rías Baixas.
Amarillo cítrico, intenso y untuoso, de acidez sumamente equilibrada y francamente recomendable.
Llegó la hora de catar los aguardientes: blanco, de hierbas y de café.




Sobre el orujo y Galicia hay mucho que contar, por lo que sin duda le dedicaré post propio. Bajo la denominación “orujo de Galicia” nos encontramos las producciones de las cinco áreas de las Denominaciones de Origen de los vinos de Galicia, además de Betanzos, Ulla, Val do Miño y Portomarín.
CASTRO BREY utiliza el bagazo de las mismas uvas utilizadas para la producción de su “SIN PALABRAS” para elaborar sus aguardientes. Este bagazo se conserva en depósitos a la espera de su fermentación natural. Una vez producida ésta, en tradicionales alambiques de cobre se procede a su destilación.




Nuevamente Eduardo Ucha, que también pertenece a la Asociación de sumilleres de Galicia-GALLAECIA, nos muestra un aguardiente más fresco que el habitual, fino y perfumado, muy suave y sencillo de paladear. Personalmente me llamó muchísimo la atención el gusto del AGUARDIENTE BOCABAJO HIERBAS, sorprendiéndome con un agradable sabor a “hierba luisa”.
Una estupenda presentación y cata, impresión que pienso compartimos la mayoría de los asistentes.




Tras la enriquecedora experiencia nos dirigimos al comedor decididos a disfrutar del menú maridaje preparado por la cocina de MARINA DAVILA. Me pareció fantástico comprobar que la mayoría de los que disfrutamos de la cata nos quedamos a cenar.
Para comenzar, un cóctel exclusivo elaborado con aguardiente blanca BOCABAJO: ORUJO TONIC BOCABAJO





Interesante combinación de sabores, no cabe duda de que la coctelería es una tendencia emergente y lo último es la búsqueda de un sabor auténtico sustituyendo el alcohol habitualmente utilizado para estos menesteres. Sorprendente resulta descubrir las diferentes combinaciones que AGABA (ASOCIACION GALEGA DE BARMEN) publica con respecto a las combinaciones con ORUJO DE GALICIA.
El entrante del que disfrutamos era un CARPACCIO DE BACALAO CON ACEITE DE ARBEQUINA, TOMATE RALLADO Y LASCAS DE PARMESANO, fresco y delicioso.




Continuamos con un excelente ARROZ NEGRO DE SEPIA, en mi opinión el plato estrella de la noche, una fantástica confección y un gusto delicioso.




El plato principal consistía en CARRILLERA DE CERDO IBÉRICO CON COMPOTA DE MANZANA, correcto, aunque siendo habitual consumidora de carrilleras de ternera (plato últimamente omnipresente en menús degustación varios…) esperaba un producto más tierno y meloso.




El postre resultó otra gratísima sorpresa, entre el arroz y el punto dulce de la carta me resultaría difícil determinar un vencedor. Realmente excelente la TARTA DE ORUJO BOCABAJO, dulce en su punto justo… Deliciosa!!!





El precio de esta degustación era de 35 € por persona, la cata gratuita.
Considero que esta inquietud que cada vez más frecuentemente manifiestan muchos establecimientos por “educar” paladares resulta sumamente provechosa tanto para los establecimientos, que imprimen un sello distintivo a su producto, como para los clientes, osados aprendices que aprovechamos estas oportunidades para apreciar matices y características de productos que degustamos y que con frecuencia se nos escapan.

 

domingo, 6 de febrero de 2011

¿Qué planes tenéis para San Valentín 2011? TRES PROPUESTAS PARA VIGO Y ALREDEDORES.-


El lunes 14 de Febrero se celebra SAN VALENTIN y aunque personalmente me parece absurdo que se determine un día específico para demostrar nuestro afecto por nuestros seres queridos, considero, sin embargo, que para muchos constituye una excusa perfecta para salir a cenar o darse una escapadita…

Si bien es cierto que una cenita preparada con amor en casa tiene sus tintes románticos, nuestra ajetreada vida diaria hace que la balanza se incline hacia una celebración “exterior”.

Si pensáis quedaros en Vigo y os apetece disfrutar de un exclusivo “MENU SEDUCCION”, o si preferís una escapada y disfrutar de una “FANTASÍA ROMÁNTICA DE CHOCOLATE”, o si bien necesitáis el relax que proporciona un Spa, ahí os dejo tres interesantes propuestas que he recibido. Espero que las aprovechéis… (un click sobre cada imagen para verlas ampliadas)









Ya me contaréis...


sábado, 5 de febrero de 2011

GALICIA CALIDADE.- A CASA DOS MARTINEZ – PADRÓN (A CORUÑA)






Para ser totalmente sincera,  esta entrada la escribo, como siempre desde el corazón, aunque en esta oportunidad con un punto reivindicativo.
Leo continuamente sobre “el amor al producto de Aduriz” (si me es posible disfrutaré de la experiencia),  o sobre la búsqueda de producto de calidad de Carme Ruscalleda (afortunadamente he disfrutado de una excelente degustación en su establecimiento).
Y me pregunto, ¿por qué con la materia prima que disfrutamos en Galicia no existe una publicidad efectiva y una promoción adecuada que nos coloque en el punto de mira de la gastronomía, no sólo española, sino internacional?
Ternera gallega, pesca fantástica, marisco espectacular, huevos ecológicos, excepcionales verduras, etc. etc.  ¿Qué más se puede pedir?
¿Será que los gallegos con nuestro modesto carácter no sabemos presumir de lo que tenemos para vender las excepcionales características de nuestros productos?
Hablando de resaltar las excelencias de nuestra cocina, hoy me apetece comentaros una experiencia que hemos disfrutado hace poco más de un mes…



Hacía tiempo que habíamos oído hablar (muy bien, por cierto) de la cocina de A CASA DOS MARTINEZ, en Padrón, así que,  regresando a Vigo de una de nuestras excursiones,  nos decidimos a visitarlo. Perteneciente al grupo Galicia Gourmand, no permitimos que la pésima experiencia que sufrimos en otro de los restaurantes del grupo (Casa Moncho) nos influyera negativamente a la hora de descubrir este otro establecimiento. Afortunadamente para nosotros A CASA DOS MARTINEZ es una historia diferente.
Al hilo de lo que comentaba al comienzo, lo que inicialmente destacaría de nuestra visita es la actuación de Enrique Martínez, dueño del local. Aconseja, sugiere, proporciona un excelente servicio y para explicarte cada plato se deleita admirando (y contándote) las maravillosas materias primas que se guardan en su cocina y que son la base de sus platos. Excelentes berberechos de la ría de Noia,  espectaculares huevos de corral, fantásticas setas de la zona recogidas el día anterior, una inigualable merluza de Celeiro… Encontramos inusual esta agradable publicidad de los productos de nuestra zona, pero claro, aunque pronto se cumplirá el décimo aniversario de la apertura de A CASA DOS MARTINEZ en Padrón, Enrique es catalán y él sí sabe expresar y vender perfectamente ese amor que siente por los productos que en su casa se trabajan.
El local resulta sumamente acogedor, suelo en madera, colores cálidos en las paredes, una suave iluminación. Apenas seis mesas con manteles y servilletas de hilo ocupan la sala.
Hasta el momento todo vibraciones positivas, pero ¿qué hay de la degustación?



No es habitual que incorpore fotos del pan que acompaña a nuestras degustaciones, pero reconozco que es un elemento sumamente importante. Recuerdo con placer la cuidada selección de panes que disfrutamos en el restaurante DOS CIELOS en Barcelona… A diferencia de otras cocinas del mundo, en nuestro país ha sido escasa la atención que hasta ahora se le ha brindado a este indispensable acompañante, sin embargo, cada vez son más los establecimientos gastronómicos que se preocupan por el pan que sirven a sus clientes, en consecuencia, lentamente se está produciendo un rebrote de panaderías artesanales.
El pan de A CASA DOS MARTÍNEZ era estupendo, horneado a diario para ellos por la panadería próxima al restaurante: “A Tahona de Velo”
Como apunte añadiré que muchos afirman que también nace en Galicia el mejor pan del mundo: o Pan de Cea, elaborado en Cea (Ourense), con Indicación geográfica protegida y confeccionado con harina de trigo blanca.
Compartimos dos primeros, posteriormente disfrutamos de un principal cada uno y de un postre también a medias.

BERBERECHOS XL DE CABO DE CRUZ, AROMATIZADOS CON ALBARIÑO Y LIMA.-





¡Fantásticos! Abiertos al vapor y sutilmente aromatizados con albariño, lima y perejil picadito.

MEZCLUM DE SETAS (PIE AZUL, TROMPETAS, ANGULAS DE MONTE) CON HUEVOS Y JAMÓN.-



A pesar de tratarse de un plato a compartir, desde la cocina nos enviaron dos raciones independientes para degustar más cómodamente esta delicia. Geniales setas salteadas con ajo, y unos sabrosísimos huevos fritos que empaparán el estupendo pan que mencionamos anteriormente…

LOMO DE MERLUZA DE CELEIRO, SOBRE PATATA CONFITADA Y SU PIL PIL DE PEREJIL Y LIMA.-



Excelente pescado sobre una exquisita patata y cebollita confitadas.


FIDEUA DE FIDEOS FINOS CON SUS TROPEZONES DE CALAMAR Y GAMBONES Y TOQUE DE ALI OLI.-




Otro plato a apuntar como estupendo, intenso sabor y más que tropezones de calamar y gambón… Una excepcional mezcla de especias: azafrán, pimentón, pimienta de Jamaica, clavo y sal de ajo proporcionan los fideos un vivo gusto.


La verdad es que la degustación había resultado abundante, pero no nos resistimos a dos bolas de un casero SORBETE DE MANDARINA que nos presentó Enrique como ligero y refrescante.





“Empiezan los primeros cítricos a madurar en los árboles de todo el valle del Sar. No hay casa en el rural gallego que no tenga un limonero, naranjo o mandarino y que no compita con su vecino por ver quien tiene los frutos más grandes. Los domingos de “Feira” en Padrón es normal ver a las “paisaniñas” con el mandilón lleno de naranjas y limones recogidas el día anterior en las huertas de casa”


Me he permitido la licencia de tomar esta última aseveración del propio Blog de A CASA DOS MARTINEZ, otro elemento más a añadir a la lista de rasgos destacables de este local: una personal página que actualizan con frecuencia compartiendo su buen hacer.

Considero igualmente reseñable el planteamiento del precio en carta, pues me llamó poderosamente la atención que todos los entrantes se coticen a 10 euros, todos los principales a 17 euros y todos los postres a 5 euros, independientemente de lo que escojas, el menú que disfrutamos ascendió a 62 € para dos personas, no me negaréis que se trata de una estupenda relación calidad-precio.