lunes, 25 de junio de 2012

¿BESUGO EN VERANO, SARDINAS EN INVIERNO?



Pienso que cada vez estamos más concienciados de la importancia de consumir alimentos de temporada… Todo lo que leemos sobre esta cuestión nos indica las ventajas tanto para la salud como para el bolsillo que nos proporciona el llevar una dieta acorde con la estación.

“Los alimentos de temporada en la mayoría de los casos suelen ser los más baratos, ya que no llevan añadido el coste del transporte, ni de otras regiones distintas a la nuestra ni de países lejanos. Tanto en el caso de frutas y verduras como en el de pescados y carnes, las cosechas y el ciclo reproductivo de los animales hacen que su disponibilidad en las tiendas sea mayor, y ya se sabe que al aumentar la oferta el precio baja.”





Lo de los beneficios para nuestra salud son indiscutibles, el consumir alimentos de temporada contribuye a que nuestra dieta sea más equilibrada, pues la variedad estacional de los alimentos aporta en cada momento los productos más beneficiosos para nuestro organismo. Pero el tema del “precio” considero que hay momentos en que es más bien discutible, y me explico:

No cabe duda de que la sardina es un “pez de verano”, hace un año os hablaba por estas mismas fechas del tradicional inicio del consumo de la sardina en “San Juan”…

“Las sardinas están “en comida” en el verano. El refrán que dice que “por San Xohán a sardina pinga o pan”, no quiere decir que San Xohán sea el momento mejor de las sardinas, sino que es entonces cuando comienza la sardina a ser apta para ser comida, a mojar el pan con su grasa.”

A COCIÑA GALEGA - Álvaro Cunqueiro, 1973

Pero desde el día de ayer no he dejado de leer tanto en prensa como en las redes sociales los precios abusivos que estaba alcanzando la sardina en nuestros mercados…



Sin embargo, si estuviéramos en Diciembre podríamos leer algo como esto…


Total, que este “San Xoan”, en lugar de disfrutar de las tradicionales sardinas, nos hemos deleitado con un besugo…



La preparación, como observaréis es sencillísima, sobre una fuente de patatas panaderas (previamente fritas) colocamos el pescado, con unas rodajitas de limón y al horno durante 10 minutitos a 190º.

Os confesaré que realmente me sorprendió encontrar Besugo iniciando el verano, afortunadamente encontré una entrada de don Joseph Cornide en su obra Ensayo de una historia de los peces publicada en 1788 que me aclaró la cuestión:

“BESUGO.- Sp. 1 1 . Sparus pagrus rubescens , cute ad radicem pinnarum dorsi & ani insinum producta.

Esta especie de Besugo es el que propiamente se denomina con el nombre de tal en la costa de Galicia, distinto del Besugo de Laredo, ó de Asturias, que es nuestro Ollomol; llámanle hacia Gijón Aligóte,  y en Luarca y sus contornos Pancho Pedrés. Se distingue del Ollomol ó Besugo cantábrico en que tiene el hocico más agudo, los ojos más pequeños, pupila negra, iris entre roxo y dorado, el cuerpo menos ancho en proporción, y unas manchitas negras en los encuentros de las aletas jugulares.

Rondelecio confundió el verdadero Besugo con el Ollomol, llamándole aquel Erytrino, y á este Pagrus , debiendo haberlo denominado al contrario, pues el Ollomol es el que conserva mas viso ó tintura encarnada , y por eso se dixo Erytrlnus: su largo regular suele ser de un pie. Su carne es de la misma calidad que la del Ollomol y aunque le conviene el mismo condimento que a éste, por lo común se suele comer frita, su cabeza es crasa y delicada.

Los Besugos caminan en bandadas , y se pescan más cerca de la costa que el Ollomol: su mejor sazón es en el Verano.”


1 comentario:

  1. NOTA.- La sardina estaba a 9 €/Kg., el besugo a 12 €/kg...

    ResponderEliminar