domingo, 29 de julio de 2012

ENSALADA DE GARBANZOS Y BONITO DEL NORTE – DISFRUTANDO DE LEGUMBRES EN VERANO.-





Es el garbanzo el tuétano de toda nuestra historia,
es el místico tuétano de la historia caudal,
es signo del futuro, es germen de la idea.
Oh thánatos, oh Eros, oh garbanzo inmortal.
Paraphernalia de la olla podrida, la misericordia y la mucha consolación.- Miguel Romero Esteo, 2005

Los beneficios del consumo de legumbres son indiscutibles: su aporte nutricional, su riqueza en vitaminas y minerales, la energía que aportan, además de hidratos de carbono… su bajo porcentaje de grasas, la ausencia de colesterol…
Consumir legumbres en invierno no resulta difícil, ¿a quién no le apetece unas lentejas con chorizo, una fabada o un potaje de garbanzos para combatir las bajas temperaturas y calentar el cuerpo?
Pero, ¿y en verano con el calorcito? No cabe duda de que no resulta fácil meternos entre pecho y espalda platos tan contundentes, pero dado el conjunto de nutrientes que nos aportan, nos interesa seguir teniendo presentes las legumbres en nuestros menús semanales, por lo que la idea es sustituir los estofados y guisos por otros platos más fresquitos…
Para empezar os propongo una ENSALADA DE GARBANZOS Y BONITO DEL NORTE.



La preparación es sencillísima. Utilizamos un par de botes de garbanzos (de calidad), eliminamos el líquido de gobierno y en un escurridor los pasamos por agua fría.
En una sartén rehogamos unos pimientos del piquillo con un chorrito de aceite de oliva virgen e incorporamos los garbanzos, los dejamos unos minutos y retiramos del fuego.
Echamos los garbanzos y el piquillo en una fuente, dejamos enfriar y añadimos cebolla picadita, ajo picado, aceitunas, pimientos verde y rojo finamente troceados. Mezclamos bien. Aliñamos con vinagreta (aceite de oliva virgen extra + zumo de limón ó un vinagre de calidad + pimentón + sal), incorporamos huevo cocido  y finalmente incorporamos un buen bonito del norte…



Introducimos la ensalada en la nevera dónde la dejamos macerar unas horas y la servimos muy fresquita…
Ahh!!! Y os acordáis del “maravilloso romero” del que os hablaba en un post anterior, no os imagináis el aroma que aporta a esta ensalada…



No hay comentarios:

Publicar un comentario