domingo, 20 de julio de 2014

O CURRO DA PARRA Y A CURTIDORIA EN JAEL, JOYAS DE GALICIA

 
 
aprendiz de chef revista jael
 
 
He de confesaros que no puedo evitar emocionarme cuando recibo por correo la revista semestral que edita JAEL JOYERÍA, Joyas de Galicia. Sé que me diréis: -Claro, allí publican tus colaboraciones… Pero, la verdad, es que es mucho más que eso. Para esta modesta aprendiz, es un auténtico privilegio compartir espacio con reportajes como el de la historiadora Elvira Fernández que nos habla de las campanas de Bastavales, aquellas que nuestra Rosalía de Castro añoraba en sus Cantares Gallegos. Y descubrir de la mano de Martiño Suarez la leyenda que cuenta la visita que San Francisco de Asís hizo a Compostela y “se hospedó en la falda del monte Pedroso, en casa de un humilde carbonero”. O enterarme de que el lalinense Alex Sampaio estrenará próximamente un terrible film sobre tráfico internacional de órganos… Y, cómo estas crónicas más, más joyas de Galicia que se nos muestran con fantásticas imágenes y nos destapan tesoros de muy distintas épocas a los que en ocasiones, por conocidos, no brindamos el aprecio que merecen.
En esta edición tuve oportunidad de conocer la esencia mediterránea que se respira en las cocinas de A Curtidoría
 
 
 
aprendiz de chef a curtidoria
 
Vista parcial del comedor en A Curtidoría.
 
 
En la calle de la Conga, en el centro histórico de Compostela, allá en el siglo XIX  podíamos encontrar una amplia casona que albergaba la primera tienda de curtidos de la ciudad. Parada obligatoria para los artesanos del lugar y alrededores, allí se adquirían los preciados cueros indispensables para elaborar zapatos, botas, guantes, cinturones, incluso abrigos…”
Y paladeamos también el sabor e ilusión que en O Curro da Parra nos transmite Queco Arias cuando desvela la sustancia que se cuece en sus fogones.
 
aprendiz de chef o curro da parra
 
Buey de mar desmenuzado a mano, mousse de aguacate y pepino conservado en vinagre en O Curro da Parra.
“Si hay algo que admiro, tanto en la gastronomía como en la vida, es el valor para acometer los proyectos en los que uno cree. Lo que transmite Sergio (Queco) Arias cuando habla sobre “O Curro da Parra”, el local que con tanta ilusión inauguró junto a su socio Adrián Comesaña hace menos de cuatro años en Santiago de Compostela, te conquista aún antes de probar su cocina…”
Las imágenes con las que ilustro este post son mías, las estupendas fotografías de la revista son de la joven fotógrafa Alicia Domínguez Sanisidro, del Estudio Fotográfico de Adolfo Enríquez, un auténtico placer haber compartido con ella esta aventura.
Espero sinceramente que disfrutéis con la lectura de la revista tanto como yo.


1 comentario:

  1. Felicidades Mercedes!
    Buen verano y unes bones vacances:))
    Un abrazo!

    pd: ayer tuve un recuerdo para Galícia*

    ResponderEliminar